Yerbamala

5
COMPARTIR
Ricardo Narváez Martínez

1.-Nepotismo de cuello blanco

A José Ricardo Narváez Martínez, secretario particular del gobernador, Miguel Márquez, sus parientes lo pueden acusar de cualquier cosa, menos de que ‘no convida’.

Ahora que vive sus horas de gloria en la cúspide de la burocracia, y las que vengan, demuestra inmensa generosidad con ellos.

Claro, a cargo del presupuesto…

Publicidad

Entre la multitud de su parentela que cobra en la nómina oficial, destaca su papá, José Ricardo Narváez Ramírez, quien es director general del ITESI.

También está su hermana, María Fernanda, que funge como coordinadora de Asuntos Jurídicos del Instituto de Formación en Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad.

Y su cuñado, esposo de María Fernanda, Carlos Celaya Ojeda. Él se desempeña como asistente de la Coordinación de Selectividad y Excelencia de la CODE.

Cecilia Pöhls Covarrubias

Otra hermana de Ricardo, Mónica, es coordinadora operativa en la Secretaría de Salud. Su primo, Rubén Adrián Martínez Martínez, es jefe de Contabilidad y Proyectos Especiales de la COFOCE.

Salvador Narváez Juárez es director de Programas Especiales de la Coveg, y J. Jesús Soria Narváez, coordinador de la Unidad de Acceso a la Información Pública del Poder Ejecutivo.

Y todavía hay más. Fuentes del interior del gobierno refieren que serían al menos dos docenas de parientes de Ricardo, sembrados aquí y allá en puestos oficiales.

Pero todo este nepotismo estaría incompleto si no incluyera a la esposa.

Aunque es cierto que ‘se iba a ver muy feo’ que Ricardo quedara como jefe directo de ella, Cecilia Pöhls Covarrubias.

Por eso decidió reubicarla en otra dependencia antes de su boda, que fue el pasado 25 de marzo, en Cristo Rey, con Márquez de padrino y toda la cosa.

Fue así que a partir del 1° de marzo, Pöhls Covarrubias dejó de ser directora de Relaciones Públicas en la Secretaría Particular y se convirtió en directora de Inteligencia Sectorial de la COFOCE.

Aparte de crearle un puesto exprofeso, pues esa dirección no existía en la COFOCE, el director de ésta, Luis Ernesto Rojas Ávila, sumiso a los deseos de Narváez, le respetó el sueldo que tenía en la Particular: 73 mil 395 pesos mensuales.

Te podría interesar:  Yerbamala

No era cosa de que la flamante pareja de recién casados sufriera penurias económicas.

Cecilia había sido contratada por Ricardo Narváez por sus relaciones, para promover a Miguel Márquez como ‘presidenciable’ del PAN en la CDMX.

Pero Márquez abandonó pronto ese sueño guajiro y ella se quedó sin materia desde hace alrededor de un año. Hoy tampoco se sabe qué va a hacer en la COFOCE.

Y el enigma crece, porque desde que cobra en la COFOCE no se ha presentado a trabajar.

Azul Etcheverry

2.- Cuentan por ahí…

Con la salida de Carolina Monroy del Mazo de la Secretaría General del CEN del PRI, perdió su posición la diputada federal guanajuatense Azul Etcheverry, quien había sido invitada por ella a ocupar la Secretaría General Adjunta.

Carolina Monroy se fue a apoyar a Alfredo del Mazo en su campaña por la gubernatura del Estado de México. Entró en su lugar la exsecretaria de Turismo y exsecretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu Salinas.

Antes de colaborar con Carolina Monroy, Azul estaba en la Secretaría de Organizaciones Sociales Adherentes. Con ella tuvieron que marcharse una decena de empleados que había invitado a trabajar en el CEN.

Pero la salida de Azul ante la marcha de Carolina Monroy no fue automática.

Contó decisivamente la intensa ‘grilla’ de la que la hicieron objeto, nada menos que dos de sus colegas y paisanas: Bárbara Botello Santibáñez y Yulma Rocha Aguilar. Al parecer, no toleraban que Azul tuviera una posición en el CEN superior a la de ellas…

Cristina Rodríguez Vallejo

3.- Reflejos

Sí logró sorprender la directora del DIF de León, Alma Cristina Rodríguez Vallejo.

Cuando todo mundo esperaba un alud de justificaciones por la reestructuración que le dejó un aumento salarial del 54%, al pasar de 48 mil 408 pesos a 74 mil 548 por mes, anunció que renunciaba a él. Que lo cedía para una institución de beneficencia.

Te podría interesar:  Yerbamala

Si de por sí el asunto ya venía con el estigma de que le habían dado tan estratosférico aumento por tratarse de la hermana de Diego Sinhué, presunto delfín del PAN a la gubernatura, se emponzoñó con la noticia del despido de ocho empleados y la reducción salarial de otros 25.

Así, mientras los regidores de oposición, en especial Sergio Contreras, del PVEM, preparaban la pira para cuando Alma Cristina comparezca ante el Ayuntamiento, esta vez ella decidió adelantárseles…

HÉCTOR LÓPEZ SANTILLANA

Al decir del alcalde de León, a los propietarios de establecimientos recién clausurados en el “Corredor Madero”, se les dio un plazo largo para corregir diversas anomalías y no cumplieron.

De ahí su dicho que “no se pueden decir sorprendidos”.

Como el asunto ha merecido la ventilación pública de quejas y críticas, son necesarias las explicaciones del gobierno para conjurar suposiciones maliciosas.

Dice el alcalde que la mayoría de esos establecimientos no cuentan con los permisos relativos a diversas medidas que establecen las direcciones de Protección Civil y Desarrollo Urbano.

También, que transgreden el aforo con el que deben funcionar y que provocan problemas de tráfico en la zona.

La premisa principal es la de la seguridad que debe garantizarse a los usuarios, así como la necesidad de que el funcionamiento de estos establecimientos no alteren las actividades de los demás.

La zona de la que se trata ha venido siendo promovida y apoyada por diversas administraciones para que se consolide en su oferta de esparcimiento. Y debe seguirlo siendo.

La administración actual está en esa tesitura, y en función de ello debe mantener el rigor reglamentario.

Lo anterior, sin embargo, no debe ir en demérito del apoyo que institucionalmente, en coordinación con su Asociación, pueda otorgarse a los propietarios para que hagan las adecuaciones necesarias y obtengan los permisos.