UG: Tu conecte con la ciencia

0
COMPARTIR

El cerebro y la obesidad

Dr. Cuauhtémoc Sandoval Salazar

Departamento de Enfermería y Obstetricia

División de Ciencias de la Salud e Ingenierías

Campus Celaya-Salvatierra

Publicidad

Universidad de Guanajuato

La obesidad es un problema de salud que afecta a la población mexicana y hasta hace algunos años se creía que el comer en exceso y no bajar de peso se debía a una falta de “fuerza de voluntad”. Sin embargo, gracias al avance científico se ha demostrado que en el cerebro los alimentos altos en grasa y azúcar están modificando la liberación de neurotransmisores como el ácido gama-aminobutírico (GABA), dopamina y serotonina; así como, las redes neuronales.

En experimentos con roedores se ha encontrado que las dietas altas en grasa disminuyen la concentración del GABA en la corteza frontal (área implicada en el control de decisiones del cerebro). Si la corteza frontal no funciona de forma correcta se favorece la ansiedad y apetito extremo, lo cual pudiera ser por una deficiencia en el sistema de inhibición GABAérgico. También se ha descubierto que la obesidad disminuye los niveles de dopamina. De igual manera, la comida alta en grasa y azúcar puede alterar los genes en el sistema de recompensa cerebral y transmitirse a los hijos, los cuales serán más vulnerables a consumir alimentos altos en grasa y azúcar; así como, a desarrollar obesidad.

Te podría interesar:  UG: TU CONECTE CON LA CIENCIA

En el Laboratorio de Neurobiología del Campus Celaya-Salvatierra y en colaboración con el Dr. Vicente Beltrán Campos y la Dra. Xóchitl Sofía Ramírez Gómez se trabaja con modelos experimentales animales y dietas altas en grasa y azúcar. Lo anterior, para evaluar cómo las dietas altas en grasa o azúcar afectan la concentración de GABA, dopamina e incrementan el daño oxidativo en el cerebro, lo cual se ve reflejado en los procesos cognitivos (aprendizaje y memoria); así como, la ganancia de peso u obesidad. De igual forma, se evalúa el uso de productos naturales para conocer su efecto antioxidante y disminuir los efectos nocivos de la obesidad a nivel cerebral, a nivel molecular y estructural para posteriormente implementar intervenciones que mejoren la calidad de vida de la población a través de frutos que ofrece la región.

Cualquier comentario sobre este artículo, favor de dirigirlo a eugreka@ugto.mx. Para consulta de más artículos www.ugto.mx/eugreka