Tiran dos desmembrados

0
COMPARTIR
Foto: correo.

Los pobladores se quejaron de que la comunidad ha sido utilizada como ‘tiradero’ de personas ejecutadas

Redacción

PÉNJAMO, Gto.- Dos personas descuartizadas y sus restos envueltos en bolsas de plástico, fueron encontradas en el camino principal a la comunidad Estación La Piedad, donde se han presentado varias ejecuciones en los últimos 30 días.

Cerca de las 8:30 de la noche, una llamada anónima al Sistema Único de Emergencias 911, alertó a las autoridades policiacas acerca de dos personas ejecutadas, cuyos cuerpos fueron abandonados a menos de cuatro metros del camino principal, que conduce a la localidad Estación La Piedad.

Elementos armados de Policía Municipal y las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado fueron enviados al sitio. Luego de casi 20 minutos de búsqueda, encontraron entre la maleza, justo donde comienza un sembradío de maíz, dos bolsas negras de plástico que tenían dos cuerpos, de acuerdo a los primeros informes, ambos cadáveres estaban desmembrados.

De inmediato, la zona fue acordonada y se prohibió el paso por la calle principal a pie y en vehículo. Más de una docena de elementos municipales y estatales fueron desplegados en la zona para brindar seguridad al personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado, quienes iniciaron con las investigaciones cerca de la medianoche.

Dos cordones de seguridad fueron colocados por las autoridades para evitar borrar indicios que podrían ayudar a esclarecer los crímenes.

Te podría interesar:  Localizan el cuerpo de un ejecutado en Pénjamo

Ambos cuerpos estan en calidad de desconocidos y se ignoraba si se trata de hombres o mujeres, así como su edad y procedencia.

Personal pericial realizó una búsqueda amplia en el área en busca de alguna pista que ayude a identificar a los responsables.

Los pobladores se quejaron de que la comunidad ha sido utilizada como ‘tiradero’ de personas ejecutadas.

“Ya no se llama calle principal, es la ‘Avenida el Panteón’, así la nombran ahora”, dijo uno de los residentes evidentemente molesto porque las autoridades policiacas hicieron que rodeara la comunidad para poder trasladarse a Santa Ana Pacueco, localidad ubicada a menos de dos kilómetros de distancia.

Los restos fueron asegurados y trasladados al Servicio Médico Forense de la ciudad de Irapuato para la necropsia de ley.