#SumandoEsfuerzos

0
COMPARTIR

 

Ya es hora de que Seguritech dé la cara

A partir de 2012 con la llegada de Miguel Márquez al gobierno de Guanajuato la incidencia delictiva ha tenido una tendencia a la alza de manera permanente y escandalosa hasta llegar a convertir a nuestro estado en uno de los más inseguros del país y con tres de las 50 ciudades más violentas de México.

Hay una crisis de seguridad que ha trastocado la tranquilidad de los guanajuatenses y ha cobrado la vida de inocentes incluyendo niños; en mayo, Guanajuato se colocó como el tercer estado más violento.

Y nadie responde por ello, lo único que escuchamos del gobernador y sus funcionarios son pretextos: que si el sistema de justicia penal, que si la Federación, que si la descomposición del tejido social… lo más grave es que ahora ya no responden, ni ven ni oyen a la ciudadanía: el gobernador calla y huye.

Publicidad

Si el gobernador no puede con la inseguridad al menos se le debe exigir a la empresa Seguritech, que se contrató hace más de tres años, que cumpla con el contrato por el cual se le pagan casi 3 mil millones de pesos. No es posible que todo este dinero se vaya a la basura; del contrato firmado entre la empresa y el gobierno del estado se pactaron obligaciones recíprocas entre ambas partes y si no se cumplieron debe haber consecuencias jurídicas. Así pasó en León, recientemente el Ayuntamiento le retiró a una empresa el contrato del servicio de recolección de basura, con lo que el gobierno municipal se ahorrará cerca de 3 mil millones de pesos; ¿por qué no hacerlo también con Seguritech? es un contrato no cumplido y ahí están las estadísticas de inseguridad. El estado está pagando con recursos de los guanajuatenses un servicio que no funcionó, una de las partes incumplió, el objeto de la obligación es la prestación de un servicio prometido que nunca llegó.

Según reza el ‘Compromiso Social’ de Seguritech, el trabajo cotidiano que tiene está enfocado en “proteger a la gente y a las comunidades”, pero es algo que desde su llegada a Guanajuato no ha ocurrido, al contrario, la incidencia delictiva aumenta mes con mes. Ya es hora de que Seguritech dé la cara.

La empresa Seguritech realiza, como lo dice su política de calidad, “proyectos de integración tecnológica”, pero en Guanajuato su Proyecto Escudo fue un fraude que ahora tiene sumido a nuestro estado en la mayor crisis de seguridad en la historia, al menos la reciente. Ya es hora de que Seguritech dé la cara.