SUEG: atención en el estado es única

0
COMPARTIR
El titular de la SUEG, Eduardo Romero Hicks. Foto: Ana Escobar

Asegura Eduardo Romero que hay capacidad para atender alta demanda

Damián Godoy 

LEÓN, Gto.- Pese a que Guanajuato es puntero a nivel nacional en número de muertes por accidentes, la entidad no carece de recursos humanos, equipamiento ni infraestructura para atender la alta demanda de percances que se registran en su territorio, informó el director del Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato (SUEG), Eduardo Romero Hicks.

“La atención que brinda Guanajuato es única en todo el país. No lo decimos nosotros, nos lo han comentado a nivel nacional que Guanajuato tiene el mejor sistema de urgencias de todo el país, de tal manera que afortunadamente podemos brindar una atención bastante rápida, eficiente y eficaz, y llevar a la ciudadanía al hospital adecuado en el momento adecuado”. Eduardo Romero expuso que tan sólo el año pasado el SUEG realizó más de 37 mil 400 traslados, gracias a que cuenta con las unidades, paramédicos y especialistas para atender todas las contingencias que ocurren en el estado, en coordinación con otros cuerpos de auxilio, como la Asociación de Bomberos de Guanajuato, Protección Civil de todos los municipios, y la Cruz Roja Mexicana.

Esto luego que Guanajuato ocupó el primer lugar a nivel nacional en el recuento de personas fallecidas en accidentes con 217 decesos contabilizados en enero de este año.

Te podría interesar:  Se vuelca conductor y lo trasladan a hospital en helicóptero

Descuidos humanos

La mayoría de los percances viales que ocurren en el estado se deben a irresponsabilidades humanas, más que a fallas de los vehículos o daños en la infraestructura vial, informó la coordinadora del programa de Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud de Guanajuato, Angélica Delgado Juárez.

Expuso que del análisis de accidentalidad vial en Guanajuato se desprende que más de la mitad de los percances derivan de factores humanos como conducir con exceso de velocidad o ebrio; no usar casco protector (en el caso de los motociclistas), cinturón de seguridad; uso de distractores (hablar o textear por celular), o descuidos de los peatones.