Pólvora e infiernitos

0
COMPARTIR

LEÓN Y EL ESTADO: MÁS DEL MITO CAÍDO DE LOS ASTROS ALINEADOS

AÚN HAY MÁS. Los ejemplos a lo largo de los últimos meses se acumulan. El alineamiento de los astros azules en el gobierno no es garantía de que el ambiente político va a mejorar y los resultados, por añadidura.

HECHOS. No es una interpretación en base a rumores clandestinos, dichos de radiopasillo o especulaciones sin sustento. Son las voces de los propios actores políticos en el PAN-Gobierno. Aquí tres botones de muestra.

SINCERO. El alcalde Héctor López Santillana dijo anteayer que hacía falta una mayor coordinación porque la autoridad local desconocía la magnitud y la fuerza de la operación de los grupos de delincuencia organizada en la ciudad.

LA DUDA. Se supone que está en marcha en la zona de León con los municipios del Rincón un operativo conjunto con fuerzas del estado para amortiguar el impacto de las operaciones de la delincuencia organizada en la zona. ¿De qué coordinación habla entonces López Santillana?

PLEGARIA. Una más. Anteayer, el secretario de Seguridad de León, Luis Enrique Ramírez Saldaña, lamentó que pese a reiteradas peticiones al secretario de Finanzas estatal, Juan Ignacio Martín Solís, para que les facilite datos del padrón vehicular del estado, no ha habido respuesta positiva de parte del funcionario.

NO. El gobierno leonés necesita los datos de ese padrón para implementar el proyecto de fotomultas a automovilistas, tendiente a inhibir faltas al reglamento de Tránsito. El propio López Santillana le pone hielo al asunto y dice que no es mala onda de ‘Nacho’ Martín.

BUENOS OFICIOS. Parece que hasta su cuate de toda la vida, el síndico Carlos Medina, está dispuesto a mediar en el asunto para convencer al funcionario estatal quien, de todos es sabido, es duro para negociar.

CONOCIDO. Y bueno, hay un tercer tema que es claro ejemplo de la falta de sincronía León-estado: el proyecto Unebús.

TRAS BAMBALINAS. Pese a que se mantiene cierta diplomacia en las declaraciones públicas, tras bambalinas la queja en el gobierno leonés es que todo parece configurar la imposición de un proyecto que contradice el espíritu original con el que se creó el Sistema Integrado de Transporte (SIT).

DISTANCIA. No hay, según estas versiones, un ánimo colaboracionista y mucho menos de respeto a la autonomía municipal.

EL PASADO. Hace tres años resultaba normal este tipo de escenarios entre León y el estado. En esta ciudad gobernaba Bárbara Botello a quien los panistas pusieron la etiqueta de buscapleitos.

TRANQUILITO. Hoy, simplemente no se entiende la razón de las diferencias, las pugnas hasta ahora sordas. El punto es que, un alcalde que busca reelegirse parece estar contra las cuerdas y a merced de la voluntad del gobernador. No le puede decir que no ni ponerse al brinco.

EL ‘TORITO’ APROBADO CON UN AÑO DE GRACIA

SÍ, PERO… Todo lo plausible que resultan los esfuerzos que hace el Congreso del Estado para aprobar reformas e impulsar iniciativas que de manera efectiva pongan freno a las consecuencias negativas y hasta trágicas de la conducción de vehículos bajo los influjos del alcohol, obliga a la prudencia cuando llegamos al corchete del año de gracia que tienen los municipios para hacer realidad estas medidas.

JUSTIFICADO. Ayer, todos los diputados, celebraron la aprobación por unanimidad para endurecer las penas para quienes manejen en estado de ebriedad parcial o total.

PENAS. La obligación de quedar recluido hasta por 36 horas sin derecho a fianza y que se incluya como castigo la realización de trabajos por la comunidad debe tener en automático como consecuencia la inhibición de este tipo de conductas.

MÁS. Que las penas incluyan la posibilidad del retiro temporal de la licencia y en casos extremos, definitivo, representa un avance importante en un estado que tristemente ocupa uno de los primeros (y poco honrosos) lugares en accidentes automovilísticos en el país.

POCO A POCO. Pero en nuestra política siempre la regla es el gradualismo. Por eso, los diputados incluyeron un transitorio que permite a los municipios disponer de un año para que tenga la infraestructura y herramientas suficientes para que se puedan aplicar estas reformas.

DIFERENCIAS. Habrá algunos ayuntamientos, sobre todo los que se ubican en el corredor industrial, que en unos meses pondrán estar listos para aplicar esas medidas. Para muchos otros, hasta poco resulta ese lapso para ponerse al día para aplicar esas medidas contra quienes conducen alcoholizados o bajo el influjo de una droga.

DATOS DUROS. Las cifras son ilustrativas: el porcentaje de conductores ebrios en León es de casi el doble que en otras ciudades, como Guadalajara o Zapopan. El estado de Guanajuato ocupa el primer lugar nacional en homicidios culposos, es decir, derivados de los accidentes automovilísticos.

PACIENCIA. Ojalá los municipios se pongan a la altura de las circunstancias pero sobre todo que la propia sociedad se crezca ‘al castigo’, tomando conciencia.

LA DEL ESTRIBO…

La inhabilitación de todas las estructuras metálicas temporales colocadas por la directiva de Bravos de León para la celebración de partidos de beisbol en el estadio Domingo Santana decretada ayer por Protección Civil no sorprende.

La directiva de la escuadra leonesa no respondió positivamente a las observaciones que hizo la dependencia el pasado martes. Una decisión sensata, sin lugar a dudas, pero que se antoja tardía.

Si la revisión se hace con días de antelación a la fecha inaugural, se hubiesen prevenido algunos desaguisados.

TABLERO Y AUMENTO EN UN DÍA PARA DIPUTADOS

Los diputados locales tienen días de gloria pero pocos como el de hace exactamente un año cuando la Comisión de Administración del Congreso del Estado aprobaba la adquisición de un tablero electrónico y el aumento salarial del 2% para los legisladores.

De manera concreta, esta instancia aprobaba gastar 2.6 millones de pesos en un tablero electrónico de votación para el nuevo palacio legislativo, una decisión que algunos diputados, incluso, la promovían como un lance de austeridad.

Y es que, en el origen de la discusión se provocó un escándalo cuando se dio a conocer que la Junta de Gobierno de la Legislatura anterior había reservado ni más ni menos que 20 millones para el gasto de un tablero electrónico.

La cantidad programada resultaba todo un exceso pero formaba parte del dispendio del cual hicieron gala diputados de las anteriores legislaturas que en el discurso, juraban y perjuraban que le habían quitado al proyecto original, los excesos y excentricidades.

En la realidad, también se despacharon en ciertos aspectos con la cuchara grande. Al final, el gasto para el famoso tablero electrónico fue de un 25% a lo inicialmente programado. El disfraz que creyeron perfecto para hacer creer una falsa austeridad.

Ese mismo día se autorizaba un incremento de 2% al salario de los 36 diputados estatales, equivalente a 3 mil 479 pesos al mes, lo que incrementaría sus percepciones brutas de 173 mil 946 a 177 mil 425 pesos.

Juan Caudillo, director de administración del Poder Legislativo, informaba que los integrantes de la Junta de Gobierno, de la Mesa Directiva y de la Diputación Permanente recibirían un apoyo extraordinario durante el tiempo que estuvieran en esas áreas a 612 pesos mensuales.

Tablero electrónico y aumento al salario en un mismo día. Muchos días de esos quisieran los diputados.

MÁRQUEZ Y EL “NO A LA IMPUNIDAD”: LOS ALIADOS Y LAS CAUSAS

En la forma y en el fondo, el evento que encabezó ayer el gobernador Miguel Márquez junto al grupo de coordinación en materia de seguridad constituyó una defensa ante la nueva racha de ejecuciones en el estado que durante la última semana tuvo un nuevo pico que ratifica el momento delicado que atraviesa el estado en el combate al crimen organizado y el no tan organizado.

Esta reunión que tiene lugar cada mes y  que no siempre amerita un comunicado de prensa y, mucho menos, la difusión de los pronunciamientos de quienes participaron en ella, tuvo ayer un cariz especial.

No sólo el reforzamiento de la convocatoria al Congreso Federal a legislar para evitar que quienes sean detenidos por uso de armas de uso exclusivo del Ejército sigan su proceso en libertad, sino una especie de cruzada que sume a representantes populares de diversa extracción política en el estado a dar su aval a esta causa.

La reiteración de la tesis que ha venido esgrimiendo Miguel Márquez desde hace varios meses cuando se le cuestiona sobre el incremento de la violencia criminal en el estado.

El problema, ha dicho, no es la capacidad de reacción de la Policía estatal ni el programa Escudo ni el incremento de homicidios sino las leyes imperantes. El gobierno del estado ha  externado algunas cifras en las que se señala que tanto los presuntos responsables de asesinatos como las víctimas de los mismos, tienen antecedentes penales.

Que muchos de ellos han sido detenidos y son liberados. Vuelven a delinquir o son asesinados. En esa lógica, Márquez sostiene que con las reformas que impulsa, los malosos estarían recluidos en prisión y no estarían matándose en las calles del estado.

Una hipótesis que sirve como defensa ante las críticas por el aumento de homicidios y el fracaso que en los números parecen tener programas como el reciente operativo en la zona metropolitana de León u otras como el gobierno federal como la que buscaba contener los homicidios en León, Celaya e Irapuato que están en el top 50 de las más violentas del país.

La novedad ayer es que a los representantes de la Zona Militar, de la PGR, los funcionarios de seguridad, se agregaron actores como dos diputados del PRD, uno de Nueva Alianza, el de Morena y el de Movimiento Ciudadano.

Los audios de las intervenciones de los opositores fueron difundidos como una evidencia de que no es una causa exclusiva del PAN-Gobierno que da la batalla frente a la terquedad de los números.

Y así como las presencias fueron reveladoras, las ausencias son ilustrativas. Ni PRI ni Verde estuvieron en la reunión.

Ya el tiempo y el Congreso federal dirán si puede haber cambio de paradigmas. Cambiar una ley en sí misma no modifica la realidad como por arte de magia pero es un respiro para la autoridad que desafía lo que podríamos denominar ‘el complot de la realidad’.