Pólvora e infiernitos

1
COMPARTIR

CAMBIO DE FICHAS EN EL PAN: ¿QUÉ SERÁ DE LOS ACUERDOS ANAYA-MÁRQUEZ?

NUEVO ENTORNO. Entre las ocurrencias del expresidente Vicente Fox Quesada, el relanzamiento pueblerino de las presuntas aspiraciones presidenciales del gobernador Miguel Márquez y los resultados obtenidos por el PAN en el pasado proceso electoral en cuatro estados, hoy tenemos nueva baraja en el blanquiazul nacional y, por consiguiente, su impacto en la política doméstica.

CONDICIÓN. El mandatario guanajuatense, quien ha trabado una muy buena relación con el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, y todos sus incondicionales, esperaban que su jefe nacional saliera fortalecido con los resultados azules del proceso electoral.

COSECHA MAGRA. Y el piso para catalogar esos buenos resultados partía del logro de dos de las gubernaturas en disputa. La derrota no prevista en Coahuila y el descalabro estrepitoso en el Estado de México han modificado el estado de cosas en el PAN.

Publicidad

EL MENÚ. Anaya no es tan fuerte como él lo esperaba y Margarita Zavala, si bien sigue siendo la mejor carta azul químicamente pura de cara al 2018, no es lo suficientemente sólida como para sobreponerse a la pulverización del voto que se prevé en las elecciones del año siguiente.

TERCERO EN DISCORDIA. Por esa razón, la apuesta del exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, que quiere abanderar una eventual alianza con el PRD lo mantiene a flote como opción. Y Márquez, que suspira por lo mismo le hace segunda.

LOS DÉBILES. En el PAN, pues, por más que en el balance global la gestión de Ricardo Anaya tenga números positivos, su figura está lejos de avasallar. Y esto tiene sus repercusiones en un estado como Guanajuato en donde Miguel Márquez sabe que su apuesta para su propia sucesión en el estado depende en buena medida de los acuerdos con el líder vigente de Acción Nacional.

2018 NO ES 2012: EL BINOMIO PARTIDO-GOBERNADOR, RESQUEBRAJADO

PARA EMPEZAR. Hoy por hoy, la primera apuesta marquista sería sacar adelante a un candidato a la gubernatura de su preferencia que hoy, a todas luces, es el secretario de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

EN MARCHA. La pregunta es hasta qué punto se la va a jugar por Rodríguez Vallejo el gobernador si antes que eso quiere seguro de vida política para él mismo. Lo de la candidatura presidencial depende de un milagro y de la alineación de muchos astros que hoy se antojan imposibles.

LIMITACIONES. Los tiempos se acortan dramáticamente y, en el PAN, hoy las figuras que lo lideran no son omnipotentes. Es decir, el líder nacional en turno puede llegar a acuerdos con Márquez. Acuerdos que tienen que ver con procesos para elegir candidatos y quienes serán los elegidos para ocupar esas candidaturas en lo local.

RÍO REVUELTO. El problema es que muy probablemente Anaya ya no esté en el cargo que hoy ostenta para cumplir o hacer cumplir lo pactado. Todo dependerá de quién se quede al frente del partido si es que renuncia para buscar la candidatura.

LA TALACHA. De manera paralela en Guanajuato y con la convicción cada vez más clara de que el Comité Directivo Estatal no está a sus órdenes, si quiere imponerse,  el gobernador tendrá que consolidar la estructura paralela que ya ha construido su delfín y sus operadores en el partido en Guanajuato.

PLEITO DE FAMILIA. Un golpe de autoridad que no será fácil operar. En sexenios anteriores era el aparato oficialista unido y sin fisuras contra el ‘Bronx’. Hoy en el PAN no hay ‘Bronx’ sino que vemos al oficialismo dividido y una dirigencia que no está en sintonía con el gobernador.

LA DEL ESTRIBO…

Es inminente la confirmación de que habrá período extraordinario de sesiones en la actual legislatura del Congreso local. Los diputados locales tienen que destrabar y consolidar el Sistema Estatal Anticorrupción en el que el plato fuerte será la forma en que se va a elegir al fiscal anticorrupción.

El sistema debe estar listo a más tardar el 19 de julio y uno de los platos fuertes será esa discusión. Amparados en el argumento de que sólo están homologando la ley federal con la local, encuentran ahí su gran pretexto para justificar que en Guanajuato, el gobierno  mantenga de facto el control de esos nombramientos.

Es el viejo truco que opera para que las designaciones de magistrados, por ejemplo, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, se encuentre ‘empanizada’.

Hay sustento para pensar que harán el intento para convertir a Carlos Zamarripa (otra cosa es que lo logren) en Fiscal General por otros nueve años. Ni modo que no se quieran comer también solitos el pastel de la nueva Fiscalía.

Faltan algunas semanas para saberlo. De manera subrepticia o abierta, los panistas buscarán candados para mantener todo bajo control. Ya se saben el camino.

FISCALIZACIÓN ‘EMPANIZADA’: EL CASO GUANAJUATO

En nuestro país, la labor de fiscalización está subordinada a temas partidistas. Cuando un órgano de fiscalización quiere encontrar daños al erario público, los encuentra porque los encuentra y cuando simplemente no hay voluntad, la exoneración viene en automático.

Hace exactamente un año, tras la detonación de las publicaciones periodísticas por el presunto uso de información privilegiada de quienes vendieron los predios para la instalación de Toyota a un precio exorbitante cuando los compraron a un precio ínfimo, el gobierno de Miguel Márquez se puso en guardia.

El titular del Órgano de Fiscalización Superior, Javier Pérez, no tardó mucho en asegurar que no veía nada de irregular en la compra-venta de terrenos. Mientras tanto, desde el PRI se trataba de atizar la suspicacia respecto a presuntas irregularidades en el tema.

Hace ya nueve años, en el gobierno de Vicente Guerrero Reynoso (qepd), se daba a conocer en medios de comunicación un reportaje en el que funcionarios públicos eran corresponsables en la presunta falsificación de documentos.

En el PAN-Gobierno rápidamente trataron de enfriar el tema. El entonces  director de Desarrollo Social, Óscar García León, decía que se trataba de un “argüende cacahuatero”.

Fortino Hernández Becerra era el secretario de Desarrollo Social y también había sido puesto en el banquillo de los acusados por quien fuera alcalde en el trienio posterior, Ricardo Sheffield Padilla.

Y conviene referir esos temas que ocurrían hace algunos años porque confirman que en la fiscalización de recursos públicos hay unos más iguales que otros y el PAN, que gobierna en Guanajuato, ha marcado el ritmo de esa fiscalización.

Hace un año, ante la temprana exoneración hacia funcionarios de cualquier responsabilidad en la compra de terrenos, los priistas pedían que fuera la Auditoría Superior de la Federación la que haga un trabajo de atracción y de investigación de la forma en cómo se adquirieron estos terrenos.

Pero la Auditoría en Guanajuato liquidaba de un plumazo cualquier esperanza de una investigación independiente. Es la vara con la que se mide en tierras guanajuatenses. A los amigos, justicia y gracia. A los adversarios, la justicia a secas.

FIDEICOMISO DE SEGURIDAD LEÓN: LA RESERVA DE LOS PRIMEROS PASOS

En medio de las grillas por el recurso que quitaba y ponía el gobierno del estado, la reducción de las partidas y la confirmación de que los empresarios no aportarán para esa causa de sus bolsillos, el Fideicomiso de Seguridad de León se abre paso y sus promotores buscan doblegar las dudas que hay sobre su gestación.

El miércoles pasado los responsables de este proyecto, que pretende establecer mecanismos de capacitación, formación e incentivos para los policías municipale que complementen lo que reciben desde el gobierno, presentaron ante miembros del Ayuntamiento y empresarios algunos de los rasgos más importantes del proyecto.

No es un asunto menor. Se trata de un organismo que operará de entrada con 25 millones de pesos de capital aportado por los gobiernos estatal y municipal. Recursos operados y ejecutados por particulares para el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad.

¿Quién, cómo y bajo qué condiciones vigilará que los dineros se ejerzan de manera, no sólo pulcra, sino eficaz?

Una buena parte del recurso servirá para pagar los honorarios de los tres  especialistas que están apalabrados. Juan Carlos Murillo, que será el responsable del programa estratégico en su calidad de presidente de Oxford Leadership Academy en México; en reingeniería de la seguridad y prevención estará el doctor Gerardo Saúl Palacios Pámanes; y en inteligencia en seguridad, el doctor Alfredo Cavazos Videgaray.

Luis Alberto Ramos, presidente del Observatorio Ciudadano de León, integrante de la Mesa de Seguridad y uno de los promotores de este proyecto, aclara los gastos de avión, hospedaje, alimentos y logística para traerlos, corren por cuenta de 2 ó 4 miembros de la Mesa, todos ciudadanos.

Es decir, no hay recursos públicos para financiar, hasta ahora, la asistencia de estos especialistas a estas reuniones pero es obvio que cuando se formalice su contratación, los honorarios serán cubiertos por el propio Fideicomiso.

¿Cuánto van a cobrar? Esa es la pregunta que deberán resolver pronto los integrantes de estas mesas y que deberá pasar por el cabildo. No sólo es justo y necesario sino obligado conocer cómo se va a gastar cada peso.

Por lo pronto, los promotores del Fideicomiso superaron la primera prueba porque en términos generales, los regidores, particularmente los de oposición, quedaron convencidos de las bondades de un proyecto que, sin embargo, tendría que socializarse más.

Se entiende que haya información estratégica, sobre todo la que tiene que ver con la aplicación de la inteligencia en materia de seguridad, que debe quedar bajo reserva  pero de pronto, da la impresión que se exagera en esa discreción. Todo queda en un pequeño club de Tobi, particularmente del gremio empresarial.

En fin, son los primeros pasos de un proyecto de largo alcance en el que se aprecia sustento, método y profesionalismo. Transparencia se llama el juego. Lo más claro siempre será lo más decente.