Otras Voces

0
COMPARTIR

 La promesa de Ramírez Saldaña

 

rbara Botello

El secretario de Seguridad Pública de León, Luis Enrique Ramírez Saldaña, prometió que se iría si no conseguía resultados.

Aquí están sus logros más recientes: el jueves 16, a las 11 de la noche, cuatro hombres asaltaron a un joven para robarle un celular. Uno de ellos era un policía preventivo, que estaba en su día de descanso. El viernes 10, dos policías preventivos fueron detenidos en el Parque Hidalgo: le robaron dinero, una chamarra y una pistola a un joven.

Esta misma semana robaron en la Presidencia Municipal, en la Dirección de Desarrollo Rural. Entre los sospechosos están los policías, que se supone vigilan el lugar las 24 horas. En diciembre de 2016, un policía preventivo de León fue detenido en el vecino San Francisco del Rincón, acusado de participar en un asalto.

Irónico que con estos resultados, Luis Enrique Ramírez pida a la ciudadanía usar el acompañamiento policiaco para evitar asaltos cuando van a los bancos.

Hay asuntos más graves.

El 28 de febrero, Luis Carlos Regalado, de 35 años, falleció en el Hospital General Regional. Había sido golpeado por un policía municipal al ser detenido en la colonia San Javier. En lo que va de esta administración han muerto otras cuatro personas que habían sido detenidas por la policía municipal y que estaban a su resguardo.

Te podría interesar:  Otras voces

¿Qué está pasando en la corporación?

Recientemente el ex secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, visitó León para promover su candidatura independiente a la Presidencia de México. Fue víctima de la delincuencia: cristalearon su vehículo mientras él cenaba, en la colonia San Isidro. Le robaron, entre otras cosas, documentos que contenían los datos de sus simpatizantes en León.

El diputado panista, Juan Carlos Muñoz Márquez, culpó a Álvarez Icaza del robo: su pecado, dejar cosas en la camioneta. Dijo que los cristalazos pasan en cualquier parte del mundo.

Por supuesto que el tema de la seguridad no es sencillo. Yo misma lo enfrenté como presidenta municipal, pero le entramos con decisión: depuramos un tercio de la corporación y fortalecimos la Academia Metropolitana de Seguridad Pública para tener policías mejor preparados.

En cambio, la apuesta de la actual administración fue reducir el tiempo de preparación de los cadetes para que egresaran más rápido. Policías exprés, pero con menor preparación.

Quizá esta nueva visión de enfrentar la inseguridad sea correcta.

Quizá Juan Carlos Muñoz tenga razón y las víctimas sean las culpables de los delitos. Quizá debamos cuidarnos hasta de la policía. Quizá Héctor López Santillana deba poner doble llave a su despacho, porque ni Presidencia es segura.

Te podría interesar:  Otras Voces

O quizá, Luis Enrique Ramírez deba cumplir la promesa que hizo y renunciar.

Porque resultados no vemos.

¡Nos leemos la próxima semana!