Otras Voces

0
COMPARTIR

Hambre en Guanajuato

 

rbara Botello

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó el martes pasado que los seis principales indicadores de pobreza mostraron reducciones entre 2010 y 2015. Esa es una muy buena noticia.

Sin embargo, el mismo reporte ubicó a Guanajuato entre las ocho entidades federativas donde aumentó la carencia alimentaria: en un año (2014-2015), pasó de 22.9% a 26.1% de la población.

Publicidad

De hecho, somos el tercer lugar entre los ocho que registraron incremento. Estamos por debajo de Guerrero (40.6%) y Veracruz (30.1%), y por encima de Puebla (24%), Zacatecas (20%), Tamaulipas (19.6%), Querétaro (17.5%) y Nuevo León (15.5%).

En Guanajuato hay hambre, y esto no se soluciona pintando fachadas y estampándole el logo del Gobierno de Estado.

Un par de días después de que el Coneval presentó su reporte, el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, rindió su quinto informe de Gobierno.

Destaca que, como él mismo ha dicho, cosechó gran parte del trabajo que hizo su antecesor, Juan Manuel Oliva Ramírez, en materia económica. Sin duda la atracción de inversiones está rindiendo frutos y generando empleos, pero las plazas más importantes siguen siendo ocupadas por profesionistas de otros estados: para los guanajuatenses, los que tienen hambre, están los empleos con menor remuneración.

Te podría interesar:  Otras voces

Y va por más

Los grandes temas, la inseguridad y la pobreza, siguen estando sobre la mesa, desatendidos o en el mejor de los casos atendidos con “jalones de oreja”. Espero que el correctivo que aplicó Miguel Márquez a los responsables de coordinar la seguridad en el estado, incluya también un exhorto a la transparencia. Queremos que nos rindan cuentas ya del fallido Escudo.

El segundo gran tema, la pobreza -particularmente la alimentaria-, está en duda. El 26.1% es resultado del trabajo del anterior Secretario de Desarrollo Social y Humano, pues el actual, Diego Sinhué Rodríguez, entró después del corte de los datos ofrecidos por el Coneval. Estaremos pendientes de su trabajo.

¡Nos leemos la próxima semana!