Otras Voces

0
COMPARTIR

Rescatemos la Casa del Adolescente

 

Bárbara Botello

La inseguridad debe combatirse desde la raíz. Los expertos en la materia repiten esta frase hasta el cansancio, pero poco se hace desde el gobierno para implementar medidas efectivas de mediano y largo plazo.

Una administración municipal de tres años es poco tiempo para alcanzar a ver los frutos del esfuerzo en materia de prevención del delito, por lo que es indispensable que haya continuidad en los programas, que seamos capaces de ver más allá de los colores partidistas para que realmente alcancemos el objetivo planteado.

La clave está en nuestros jóvenes. Hay que entenderlos, comprometernos con ellos. ¿Cómo hacerlo? Apostando por una política de atención a la juventud.

En León hay más de 480 mil jóvenes de 12 a 29 años que requieren ser escuchados y apoyados, sobre todo los que viven en pobreza. Tomando en cuenta esto, el 12 de agosto de 2015, cuando era presidenta municipal de León, pusimos en marcha la Casa del Adolescente, en la colonia 10 de Mayo.

Este espacio está pensado para atender a los jóvenes a temprana edad, cuando estamos muy a tiempo de ayudarles para que sigan un buen camino. Concebimos esta casa como un lugar para que los adolescentes pudieran ser escuchados, entendidos, y para que desarrollaran sus capacidades, lejos de vicios, del pandillerismo y la delincuencia.

Te podría interesar:  Presenta Bárbara Botello denuncia ante la PGR por ‘caso Toyota’

La ubicación es estratégica. El polígono 10 de Mayo se caracteriza por su alto grado de marginación y problemas de inseguridad. De hecho, a últimas fechas se ha publicado en medios varios casos de asesinatos en la zona. Nuestros jóvenes piden ayuda a gritos, y no queremos escucharlos.

En su momento, la Federación apostó a este proyecto y destinó 19.8 millones de pesos del Programa Nacional de Prevención del Delito para su construcción.

El espacio consta de un edificio de dos plantas, un auditorio con capacidad para 80 personas, seis consultorios, cinco aulas de usos múltiples con capacidad para 175 personas, sanitarios, cuatro bodegas, recepción, área administrativa, oficinas, áreas comunes, plaza cívica, cancha empastada de futbol, estacionamiento y terraza de 386 metros cuadrados con sistema de azotea verde.

Afortunadamente he escuchado voces sensatas en el Ayuntamiento de León que, dejando de lado los colores partidistas, manifiestan su interés por no desaprovechar este espacio. Esperamos un trabajo serio y decidido.

A final de cuentas, todo este esfuerzo es por nuestros jóvenes, el presente y futuro de León.

¡Nos leemos la próxima semana!