“Me pedían 20 mil pesos al mes para los Prieto”

5
COMPARTIR
El legislador local de Morena, David Alejandro Landeros. Foto: Archivo

Landeros señaló que llegó a entregar recursos para eventos del partido pero supo que le mentían

Catalina Reyes

GUANAJUATO, Gto.- Alejandro Bustos, quien era asesor y suplente del diputado local de Morena, David Alejandro Landeros, pedía al legislador que le entregara 20 mil pesos mensuales “para uno de los Prieto”, o sea Ernesto Prieto padre y Ernesto Prieto Gallardo hijo, ambos presidentes estatales de ese partido en diferentes momentos, pero el diputado no se los dio.

Fue el chofer

En la entrevista, David Alejandro Landeros reveló que quien grabó el audio del escándalo del 14 de febrero fue Carlos Mata, quien entonces y todavía hasta la semana pasada era su chofer y quien está en la nómina del Congreso como empleado de éste. Dijo que ya mandó el oficio para despedirlo, apenas hace unas semanas, sólo falta que se ejecute.

Así anunció el diputado en la entrevista que tuvo el 5 de abril con la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de su partido en la Ciudad de México, para dar su testimonio sobre el proceso que se le sigue por el escándalo del audio que se dio a conocer el 14 de febrero, donde se peleaba con otras dos personas porque sus tres asesores legislativos tomaban dinero de la diputación, además de que reveló que Ernesto Prieto Gallardo le había pedido su renuncia.

Te podría interesar:  Inicia Cabildo proceso contra regidor del PRD
Publicidad

Ahora, en entrevista con correo Landeros reveló que en esa audiencia les dio a conocer que el mismo dirigente estatal de Morena, el actual, le pidió de su sueldo como legislador 27 mil o 37 mil pesos para pagar cuatro camiones para acudir a Veracruz a un evento del candidato de Morena a gobernador en ese estado, alguien de nombre Cuitláhuac, de quien no recordó el nombre.

También hubo una petición de 48 mil pesos para pagar cuatro camiones para el Congreso Nacional de Morena, que se realizó en la Ciudad de México. En ambas ocasiones se los dio.

“Nunca les di nada de mis partidas en el Congreso, sino todo salía de mi sueldo. Cuando descubrí que todo era una farsa, les dije ‘nooooo, ya váyanse’”.

“Prieto (Ernesto Prieto Gallardo) constantemente de mi dieta me pedía, por medio de Ricardo Bazán, contador del partido”, contó.