Trump plantea a Merkel ‘política comercial justa’

0
COMPARTIR

El magnate afirma que la migración no es un derecho, sino un privilegio

AFP

WASHINGTON, EE.UU.- El presidente estadounidense Donald Trump se pronunció ayer a favor de políticas comerciales justas y recíprocas que ayuden a las personas que fueron afectadas por las corrientes comerciales globales, y negó ser un ‘aislacionista’.

“Debemos trabajar juntos por políticas comerciales que sean justas y recíprocas y que beneficien a nuestros pueblos”, dijo el mandatario al fin de una reunión con la canciller alemana Ángela Merkel en la Casa Blanca.

Según Trump, “millones de estadounidenses que trabajan duro han sido puestos a un lado por el comercio internacional”, y por eso se imponía corregir el rumbo del intercambio comercial.

Ante una pregunta formulada a Merkel en la conferencia de prensa conjunta, sobre los efectos de las políticas ‘aislacionistas’ de la Casa Blanca, Trump intervino para negar esa visión y decir que es favorable a un comercio ‘justo’.

“No creo en políticas aislacionistas. Creo que una política comercial debe ser justa. Y Estados Unidos ha sido tratado de forma muy, muy injusta por varios países, y eso debe terminarse. Pero no soy un aislacionista”, dijo.

El mandatario dijo que defiende “un comercio libre, pero nuestro comercio libre nos ha conducido a un montón de cosas malas, como un pesado déficit comercial y la acumulación de deudas”.

Te podría interesar:  México, preparado para ‘hablar con el diablo’ si Trump gana elección: Guajardo

La administración de Trump ha acusado a Alemania de valerse de un subvalorado euro para sacar ventajas exportadoras y tener un abultado superávit comercial con Estados Unidos.

Prioriza la seguridad de los estadounidenses

En la rueda de prensa conjunta con Merkel, al referirse a un asunto particularmente sensible para Alemania, Trump expresó su convicción de que la inmigración no es un derecho.

“La inmigración es un privilegio, no un derecho. Y la seguridad de nuestros ciudadanos debe siempre ser puesta en primer lugar. No hay dudas de eso”, expresó el mandatario estadounidense, cuyo más reciente decreto anti inmigración fue bloqueado por la justicia.