Estalla crisis entre Turquía y Holanda; Erdogan vuelve a acusar ‘nazismo’

0
COMPARTIR
Fotografía: AFP

Holanda anunció que ‘retiraría los derechos de aterrizaje’ en suelo holandés del aparato en el que volaba el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu

AFP

ROTERDAM, Holanda.- Holanda impidió ayer que el avión del canciller turco aterrizara en su territorio para que pudiera encabezar un mitin, lo que provocó acusaciones de ‘nazismo’ del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, calificadas a su vez por La Haya como una ‘locura’.

Holanda anunció que ‘retiraría los derechos de aterrizaje’ en suelo holandés del aparato en el que volaba el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

“Las autoridades turcas amenazaron públicamente con sanciones. Esto imposibilita la búsqueda de una solución razonable”, explicó el gobierno holandés en un comunicado.

El anuncio de La Haya de impedir el aterrizaje del vuelo del ministro provocó una airada reacción del presidente Recep Tayyip Erdogan, que consideró la decisión tomada como un ‘vestigio del nazismo’ y amenazó a La Haya con represalias.

Esas declaraciones son ‘una locura’, dijo a su vez el primer ministro holandés Mark Rutte a los medios, en plena campaña electoral holandesa.

“Entiendo que estén enfadados pero esto es desproporcionado”, añadió.

Mitin, el problema

Cavusoglu había desafiado a La Haya al mantener su visita a Róterdam, para participar en un mitin electoral de la campaña del referéndum que busca reforzar los poderes del presidente turco, previsto en Turquía el 16 de abril.

Te podría interesar:  Anuncia Ejercito Turco que tomó el poder

El mitin había sido anulado desde el miércoles por el alcalde de Róterdam, alegando la indisponibilidad del gerente de la sala.

La prohibición de La Haya fue tildada de ‘inaceptable’ por Cavusoglu. “Pueden prohibir a nuestro ministro de Exteriores volar, pero a partir de ahora veamos cómo sus vuelos aterrizarán en Turquía”, amenazó por su parte Erdogan.

Mientras tanto, el sábado por la noche se cerraron las misiones diplomáticas de Holanda en Estambul y en la capital de Turquía, Ankara, por ‘razones de seguridad’.