‘Entrenan’ a niños contra la violencia

0
COMPARTIR
La guardia es constante de mañana y tarde para proteger a los alumnos. Foto: Sandra Medina

En el jardín de niños Juan Escutia de San Francisco, enseñan a los pequeños protocolos de seguridad

Sandra Medina 

SAN FRANCISCO DEL RINCÓN, Gto.- Después del enfrentamiento a balazos y una persecución que se suscitó en noviembre del año pasado, afuera del jardín de Niños Juan Escutia ubicado en la colonia Purísima Concepción mejor conocida como ‘El Puño’, elementos de la Policía municipal vigilan la entrada del lugar.

“De inicio cuando se suscitaron los hechos el ausentismo fue de un 30 ó un 40%, pero conforme fueron pasando los días, la situación se tranquilizó, se habló con los padres de familia, se tomaron acuerdos sobre qué acciones emprender por parte de ellos como de nosotros para que estuviéramos tranquilos”

 Laura Idalia Cortina Alvizu, Directora de la escuela

Además a petición de los padres de familia, autoridades municipales subieron la barda perimetral y enseñaron a los pequeños protocolos de seguridad.

Publicidad

El 1 de noviembre ocurrió una balacera sobre la calle Venustiano Carranza y la Ignacio Allende; dos inmuebles y vehículos fueron dañados, además de que las autoridades desalojaron a 900 personas de dos escuelas. Al parecer varios sujetos enmascarados a bordo de un vehículo blanco dispararon contra una vivienda ubicada en ese cruce, pero fueron repelidos frente al jardín de niños Juan Escutia; según versiones de testigos, una de las maestras se tiró al piso con varios pequeños que salían del turno.

Te podría interesar:  Álvar: se va a apoyar a los municipios pese a no estar en el Mando Único

La directora, Laura Idalia Cortina Alvizu, comentó que después de lo sucedido los niños recibieron charlas de Protección Civil, Bomberos y personal de Seguridad para que sepan cómo actuar en caso de riesgo, específicamente cuando haya  detonaciones de arma de fuego.

La entrevistada comentó que la barda perimetral  se elevó a raíz de la violencia que ha ocurrido en la zona, entre metro y medio y dos metros, y fue concluida los últimos días de marzo.

Informó que después de la violencia que ocurrió en la zona, la asistencia de los menores se vio claramente disminuida sobre todo por el temor de los padres de familia, aun cuando se han hecho gestiones para talleres para padres sobre convivencia el entorno familiar, hay renuencia por parte de algunos de ellos porque no se sienten seguros.

Solicitaron una guardia de la Policía municipal, y han apoyado la presidencia a través de dirección de Seguridad Ciudadana, Tránsito y Vialidad. “Todo esto causa incertidumbre, pero la guardia es constante (en la mañana y en la tarde) cubren horarios de entrada y salida, lo que agradecemos y nos ayuda porque los papás se sientan más tranquilos”, aseguró.

Con respecto al protocolo implementado con los niños, comentó que se solicitó apoyo de Protección Civil, cuyos elementos dieron talleres a los menores, hicieron simulacros de seguridad en caso de que se suscitara otro accidente similar (una balacera), después estuvo personal de Bomberos dio charlas sobre qué hacer en caso de algún peligro y personal de Seguridad dio un taller a los padres de familia.

Te podría interesar:  Advierte alcalde entrada del Ejército a Diez de Mayo

Una vecina, Lupita Navarro, aseguró que una barda no los puede defender de nada porque los hechos de violencia ocurrieron cuando los pequeños  iban a salir. “Está bien quela suban, pero necesita haber más vigilancia en la zona, pues de los días que vengo a recoger al niño sólo dos veces he visto a las patrullas, yo siento que deben estar aquí en cuando entran y cuando salen”.