Entorno laboral negativo genera “baja productividad y ausentismo”, afirma experta

0
COMPARTIR
Muy pocas empresas procuran el bienestar de sus trabajadores
Notimex 

 Ciudad de México .- Sólo 12 por ciento de los trabajadores “se ponen la camiseta” del lugar donde trabajan, debido a la falta de un entorno laboral favorable, aseguró la fundadora del Instituto de Psicología y Pedagogía Positiva (IPP), Guadalupe Gómez Pezuela.

La conferencista internacional y experta en cambios de conducta comentó que dicha situación se ve reflejada en baja productividad, ausentismo y en la alta rotación de personal.

“Un empleador se puede dar cuenta de que hay un mal ambiente laboral porque hay envidias, hay poca colaboración o porque existe el mobbing que es el bullying de los adultos”.

En entrevista con Notimex, Gómez Pezuela recalcó que el entorno laboral favorable es donde el personal se siente valioso, utiliza todas sus fortalezas y está libre de enfermedades físicas y emocionales, y en ello influyen los jefes o los encargados de la toma de decisiones.

Publicidad

“Muy pocas empresas procuran el bienestar de sus trabajadores”,  y contrario a lo que se podría pensar, el principal bienestar de un trabajador no es el dinero, sino la salud emocional.

“Esto se ha visto ya con la Secretaría del Trabajo con un programa nacional de bienestar emocional de los trabajadores. Ahí se trabaja para el bienestar físico y emocional de las personas para que la gente se comprometa de una manera muy importante con su empresa”.

Recalcó que además de la falta de actividades de integración y de programas de salud en las empresas, la lejanía de los hogares de las personas a los lugares de trabajo, así como las largas jornadas laborales son factores que contribuyen a la falta de entusiasmo de los empleados.

“La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el año pasado hizo una medición en el número de horas trabajadas y México ganó el primer lugar, el problema es que también ganó el primer lugar en baja productividad”, lamentó.

“Lo ideal sería que las empresas respetaran las ocho horas, aunque ya hay algunas propuestas de que se trabajen 10 horas pero sólo tres días a la semana, lo que generaría más días de descanso”, agregó.

Gómez Pezuela recomendó a empleadores y a personas al frente de los lugares de trabajo: mantener un liderazgo adecuado; definir los puestos y el número de personas adecuadas para cada actividad; generar una buena comunicación; y buscar capacitación con especialistas en entornos laborales favorables.