Empresa

0
COMPARTIR

Barcos Caribe, epicentro

En noviembre la Comisión Federal de Competencia Económica le impuso una multa de 45 millones de pesos a tres empresas navieras de Quintana Roo en ruta de tráfico de pasajeros de Playa del Carmen a Cozumel, acusadas de coludirse para desacatar una exigencia de bajar tarifas

Las compañías castigadas eran Golfo Transportación de Enrique Molina Casares; Naviera Ocean de Héctor Alejandro Matey Espadas y Naviera Magna de Arturo Baéz, quienes de inmediato interpusieron un recurso de revocación.

Según ello las compañías en el banquillo se pusieron de acuerdo para no reducir el precio del boleto ni absorber el Impuesto al Valor Agregado que subió de 11% a 16%.

En su alegato, las empresas hablaban de que llevaban cinco años sin alterar sus tarifas, lo que de reducirlas las sacaría del mercado por incosteabilidad.

La exigencia de reducir el precio del peaje derivó de una promesa presidencial inducida por el coordinador de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Guillermo Ruiz de Teresa.

La paradoja del caso es que en el escenario se erguía Barcos Caribe como firma modelo, la única que había acatado la orden. Se trata de una empresa ubicada en el ojo del huracán al quedar en medio de las acusaciones de corrupción contra el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo.

La empresa matriz, Impulsora Marítima de Quintana Roo y El Caribe, se ubica como una sociedad de amigos y parientes de los dos últimos gobernadores de la entidad, incluyendo al hoy senador Félix González Canto.

Ahí está, por ejemplo, el tío de éste, Franco González, además del abogado del también exgobernador, Roberto Borge Martín, padre de Roberto Borge Angulo, César Celso González Hermosillo, en paralelo a la que fuera asistente personal de éste, Lourdes Pinelo Nieto.

La firma recibió el visto bueno de la dirección de Marina Mercante no sólo para el traslado de pasajeros a Cozumel, sino a diversas partes de la zona del Caribe Mexicano, el tres de diciembre de 2014.

Su llegada la cobijaban dos embarcaciones tipo catamarán, cuyo costo había sido de cuatro millones 900 mil dólares.

De inmediato, el gobierno municipal de Playa del Carmen le concedió a la naviera permiso para instalar un módulo para venta de boletos e información turística que se extendería por 15 años.

El Congreso local posteriormente ampliaría la vigencia de éste a 50 años.

La contraprestación, a título de renta, se fijó en 10 mil pesos mensuales por los 23.08 metros cuadrados que ocupaba el predio.

El problema es que éste, de acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección Ambiental, no cumplía con los requisitos reclamados por la ley, por lo que ordenó su clausura.

En el escenario, se presume que al menos alguno de los predios que administraba el Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estado de Quintana Roo vendidos a precios de ganga a amigos y familiares del exgobernador, apuntaría a la instalación de una terminal en toda forma para la empresa.

Como usted sabe, el viernes pasado fueron decomisados 25 terrenos que se habían vendido a 6% de su valor, en cuyo escenario aparecen los nombres de María Rosa Angulo Costilla, madre del exgobernador, además de César y Celso González Hermosillo, presuntos prestanombres.

Terrenos a 1.50 pesos el metro cuadrado.

La ruta de la corrupción.

Balance general

Obstinado en mantener viva su carrera de endeudamiento, Petróleos Mexicanos ya se topó con un primer muro. La calificadora de deuda Moody’s, le dio una calidad de Baa3 con perspectiva negativa a la última emisión de deuda de la empresa productiva del Estado.

Esta se tradujo en mayor tasa de interés.

Estamos hablando de una emisión en euros en tres tramos con vencimiento a cuatro años y medio, siete y 11 años cuyas garantías las colocaron Pemex Exploración y Producción, Pemex Transformación Industrial, Pemex Perforación y Servicios, Pemex Logística y Pemex Cogeneración y Servicios.

Hasta el último día del año pasado la deuda de la empresa productiva del Estado ascendía a un billón 757 mil millones de pesos, lo que implica un crecimiento de 182% en los últimos siete años.

En el embrollo de su colosal deuda con proveedores, Pemex se endeudó hace unos meses con Nacional Financiera.

Presión salarial

De acuerdo con una encuesta realizada por la firma Mercer en enero pasado, la expectativa de incremento salarial para trabajadores especializados y ejecutivos saltó de 4.7% a 5% al impacto de gasolinazo.

El nivel en el caso de los ejecutivos saltó a un promedio de cinco mil 433 pesos, de los cuales tres mil 843 se explican por el incremento a los combustibles.

En el caso de los profesionistas el promedio sería de tes mil 442 pesos, dos mil 474 de los cuales apuntarían al salto en el costo de las gasolinas.

De 581 empresas encuestadas, 198 modificaron sus expectativas originales de incremento salarial.

Las variables que se tomaron en cuanta fueron seguimiento a incremento de mercado, con una ponderación de 38%; compensación por inflación (34); liga a resultados de negocio (17); recuperación de la competitividad contra mercado (10), y desempeño (4).

Gayosso crece

Colocada como la octava firma de su tipo a nivel mundial, la Funeraria Gayosso invertirá este año 300 millones de pesos en su expansión. La ruta apunta a salas de velación y nichos en diversas ciudades de la República.

La quinta parte se destinará al Mausoleo ubicado en Felix Cuevas, en el que se abrirán ocho mil 400 nichos para cenizas distribuidos en cinco niveles.

10% de los ingresos de la empresa de pompas fúnebres salen de esta unidad de negocio.

El año pasado la compañía realizó 17 mil servicios funerarios en las ciudades de Guadalajara, Monterrey, Tijuana y Aguascalientes.

Sale Chiapas Mayab

Será, finalmente, en mayo próximo cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes licite la concesión del ferrocarril Chiapas-Mayab conocido como ‘La Bestia’ o el ‘Tren de la Muerte’.

Como usted sabe, la concesionaría original, una firma de Estados Unidos, decidió abandonar la plaza al no hacer eco la autoridad a sus reclamos de reparación de tramos de vías colapsadas al impacto de un huracán en 2008.

Años después misteriosamente, la concesión pasaría a manos de una empresa del dueño de Infraiber, Pedro Topete, a quien hace unos meses se le canceló la posibilidad de seguir operando.

La intención es revitalizar la ruta ante la posibilidad de las Zonas Económicas Especiales.