Empresa

0
COMPARTIR

 

Nacidos para matar

En un eslabón de una larga cadena, el Jueves Santo el turno alanzó al kilómetro 300 de la Autopista Siglo XXI del Estado de México. El coletazo fatal, vía pipa de gasolina de doble salchicha: 28 muertos, nueve heridos. El obituario alanza 53 mil víctimas.

Durante el primer periodo de sesiones del Congreso que culminó en diciembre se llevó a la congeladora un dictamen en vías de aprobación de la Comisión de Comunicaciones y Transportes que regularía la circulación de este tipo de vehículos.

En la fase previa habían desfilado empresas de bebidas y alimentos, representantes de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y, naturalmente, familiares de víctimas.

Esperanza inútil.

A quién le importa que nuestro país sea el único en el planeta que permite la circulación de vehículos de doble remolque, conocidos como ‘fulles’.

La exposición de motivos habla de la existencia de una norma que regula el escenario, impidiendo sobrecarga que desequilibrara la unidad.

El problema es que son contadas las carreteras que cuentan con básculas para cuantificar la carga, concretándose la Policía Federal a verificar la remisión que llevan los choferes.

Y el problema, además, es que las 66.5 toneladas permitidas no empatan con las 63 que permite Canadá, y se ubican varios kilómetros atrás de los 40 que se fija como máximo en la Unión Europea.

En Estados Unidos el tope es de 36.3.

En materia de longitud, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes permite un máximo de 31 metros, en tanto en Estados Unidos y Canadá el límite llega a 25, y en la Unión Europea a 26.

Aunque en el escenario se coloca el índice sobre empresas que tienen su propia red de transporte, es decir refresqueras, cerveceras, y en general productoras de alimentos, pareciera difícil, aún en ausencia de básculas, que rebasen los limiten de carga, dados los estrictos controles internos.

En paralelo, los vehículos están sujetos a inspecciones permanentes.

Aun así, se reclamaría menor laxitud en materia de dimensiones y aún horarios de circulación menos riesgosos.

De hecho en la mayoría de los accidentes se involucraron vehículos fletados por las firmas en aparentes emergencias. Así, en el primero que le costó la vida a un familiar de un comunicador, el vehículo del coletazo fatal había sido alquilado por Cementos Mexicanos.

¿Quién garantiza que los choferes cubran horarios ajustados a su capacidad?, o que los vehículos estén en condiciones mecánicas óptimas.

En las paradojas de la vida, después de una larga, larga pelea para clausurar un oleoducto de Pemex que llevaba gas LP a la zona de San Juan Ixhuatepec, cuyo trayecto cruzaba por debajo de escuelas, unidades habitacionales, centros sociales y deportivos, el peligro se mantiene prácticamente intacto al llegar al relevo del abasto de pipas de doble salchicha en circulación permanente.

Aunque tras cada accidente se coloca el disco de reclamos de reglamentación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha minimizado el problema, lanzándole, en tal caso, la bolita a la de Economía para que revise la norma.

Y hasta hoy el Senado no tiene el mínimo deseo de descongelar el dictamen de una reforma que colocaba límites con menor manga ancha.

¿Tan poderosa es la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga? ¿Tan invencible el Consejo Mexicano de las Industrias Productoras de Alimentos y Bebidas conocido como ConMéxico?

Balance general

¿Se acuerda usted de la demanda colocada en la mesa por la Coparmex en la que se responsabilizaba al gobierno, en grado de omisión, por los daños y perjuicios provocados al fragor de las protestas magisteriales contra la reforma educativa?

Seis meses después, aunque el sindicato patronal señala que está avanzando el proceso, no hay noticias sobre el status de la querella.

La flecha apunta al gobierno federal y a los de cuatro entidades federativas: Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán.

La ruta habla de bloqueos de carreteras, cierre de aeropuertos, acordonamiento de centros comerciales y aún de saqueos.

Abogados del organismo recorrieron empresas transportistas, firmas ferroviarias, productoras de bebidas y alimentos, cadenas de autoservicio, tiendas departamentales, en pro de cuantificar el reclamo.

El monto permanece bajo siete llaves.

El acto jurídico es inédito. Aunque existe la posibilidad de demandar colectivamente al gobierno por omisiones o negligencias, en materia de servicios, nunca se había reclamado la inacción.

La pregunta es si la apuesta es por el olvido, una vez que las aguas han regresado a su cauce.

Cosecha pírrica

Abierta la posibilidad a mediados de enero de ofrecer una pauta tersa para el regreso de capitales al país, hasta hoy la cosecha es escasa: 3 mil millones de pesos.

Como se recordará, al fragor del programa emergente instrumentado por el gobierno tras el ‘gasolinazo’, se expidió un Derecho Presidencial de retorno de inversiones.

Sin embargo, la percepción es que a éste le faltó glamour, es decir el anzuelo no resultó tan atractivo.

Al arribo al poder del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se abrió una posibilidad idéntica planteando como único requisito el pago de 10% sobre el monto de los recursos repatriados.

Durante años la alternativa en nuestro país se abrió vía el timbre fiscal, es decir, cubrir un porcentaje bajo un esquema que garantizaba el anonimato.

Siempre sí

Colocada durante los últimos seis años una línea de crédito flexible otorgada a México por el Fondo Monetario Internacional como una suerte de espantapájaros frente a las tentaciones especulativas en el mercado cambiario, ahora resulta que la Secretaría de Hacienda ha tomado algunos ‘poquitos’ para reforzar la trinchera.

La revelación la hizo el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

El monto del capital en lista de espera era de 78 mil millones de dólares.

Cuando se hablaba de escenarios de turbulencia, por ejemplo el efecto Trump o la caída en el precio de la mezcla mexicana de petróleo, se sumaban las reservas con el crédito en puerta para subrayar el tamaño del muro.

El caso es que para Carstens el peso está ‘bastante subvaluado’, es decir, quienes le apuestan en su contra podrían llevarse un susto.

Conclave en Fonatur

En el marco de los 42 años de su creación, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo está convocando a un conclave de sus exdirectores, en cuyo marco el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, les entregará un reconocimiento.

La cita es esta mañana.

En la lista de invitados están Emilio Gamboa Patrón, Jacques Rogozinski, Enrique del Val, John McCarthy, Adriana Pérez Quesnel y Héctor Gómez Barraza.

El anfitrión, Miguel Alonso, presentará la estrategia de inversión del organismo en Nayarit, Cancún, Huatulco, Ixtapa, Los Cabos y Loreto.