Empresa

0
COMPARTIR

¿Y la pandilla de Duarte?

Aunque pareciera algo lejano a su talante, los signos apuntan a un posible pacto con el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, para librar de responsabilidades a su círculo familiar; la declaración del subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán, fue más que enfática: “No tienen nada con la justicia mexicana”

Libres, pues, de polvo y paja el suegro, la esposa y el concuño, por más que en su momento se les habían congelado cuentas en el marco de sendas investigaciones.

La pregunta es si el combate frente a la corrupción que se presume ahora se centrará sólo en el sonriente personaje ubicado como adalid de la rapacidad y el cinismo.

La red de complicidades salpica a legisladores priistas, exfuncionarios de primer y segundo nivel y prestanombres con supuesto perfil de empresarios, cuyos tentáculos se extienden a otras entidades federativas.

El daño al erario veracruzano se calcula conservadoramente en 34 mil millones de pesos.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, entre el 2012 y el 2013 cuatro dependencias del gobierno de Duarte desviaron 645 millones de pesos vía 72 contratos otorgados a 21 ‘empresas fantasma’ para adquisición de productos hacia la población vulnerable… que nunca llegaron a las bodegas.

La formulita se repitió en el 2014 con la acción, en este caso, de 12 dependencias y 19 ‘empresas fantasma’. El botín, esta vez, fue de 513 millones de pesos.

En la trama aparecen como facilitadores de contratos los hoy diputados federales Adolfo Mota Hernández, Alberto Silva Ramos, Tarek Abdalá Saad, Noemí Guzmán Lagunes y Édgar Spinoso Carrera.

El único de ellos que enfrenta un juicio de procedencia a solicitud de la Procuraduría General de Veracruz es Tarek, quien fungió un tiempo como tesorero estatal.

Cuando Duarte estaba aún en pleno ejercicio del poder, constriñendo el embate de la delincuencia en la entidad a simples robos de ‘frutsis y gansitos’, y culpando de la ola de crímenes de periodistas a que andaban en malas compañías, el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, advirtió una cadena interminable de delitos que podían llevar a la cárcel al gobernador.

La estimación se cuantificó el 15 de febrero del año pasado: “El gobierno de Duarte mantiene pendientes por solventar -del 2011 al 2014- por 22 mil 503 millones de pesos”.

En su informe correspondiente a este año, se documentan irregularidades por 7 mil 704.3 millones de pesos.

La suma total alcanza 34 mil 57 millones de pesos.

En la danza se involucra a otro diputado federal veracruzano de filiación priista, Jorge Carvallo Delfín, quien fuera secretario particular del gobernador en el 2013 y secretario de Desarrollo Social en el 2014.

Antes de ello, en el 2012 coordinó en Veracruz la campaña del candidato priista a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto.

Al legislador se le vincula con empresas farmacéuticas como Suministros Maxbec, Lidmed, Grupo Empresarial Heberen, Oncopharma, Sociedad Comercializadora Especialidades Médicas, y Labbsa, todas ellas en una tómbola para alcanzar contratos millonarios de la Secretaría de Salud.

Las firmas obtuvieron contratos por 102 millones de pesos.

En la ruta, además, durante el gobierno de Duarte se facturaron  8 mil 548 millones de pesos a medios de comunicación, algunos de ellos ‘fantasmas’.

Así, Servicios de Estrategias y Comunicación, Gman Smart Business, Promoción y Comunicación, Servicios Integrales de Mercadotecnia, Comercializadora JISAR, Servizios Oktagonales, Merca Carrey y Mogarver.

No es, pues, sólo Duarte el monstruo de las mil cabezas. Detrás está una pandilla que no podría quedar impune, por más pactos que se confeccionaron.

Veracruz como botín.

Balance general

Aunque en el papel, tras permitirle llevar su proceso en libertad, Amado Yáñez retomaría las riendas de Oceanografía para remontar lo remontable, lo cierto es que de aquello que fue sólo quedan cenizas.

La alguna vez contratista estelar de Petróleos Mexicanos perdió todo su potencial durante la época en que la tomó el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.

Ésta no sólo perdió los contratos que mantenía en el periodo previo a su suspensión de dos años como contratista público, sino que acumuló nuevas deudas con los fondos que le arrendaban los principales barcos de la flota, es decir OSA Goliat, Caballo Marango y Caballo Mega.

La firma que llegó a codiciar Miguel Alemán Magnani, se fue a concurso mercantil prácticamente sin canicas qué jugar para una reestructura de sus colosales deudas.

La quiebra convirtió en ‘fantasma’ a Ciudad del Carmen, Campeche.

Lozoya sí; Lozoya no

A finales del 2014, cumplidos 2 años de ejercicio como director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin fue separado del cargo sin explicación al calce a la opinión pública.

La sospecha, empero, recaía en las absurdas operaciones realizadas por la paraestatal para adquirir los complejos de fertilizantes Agronitrogenados y Fertinal.

El caso es que de acuerdo con la revista brasileña ‘Veja’, en noviembre anterior a la salida del funcionario el director de la constructora Odebrecht en México, Luis Weyll, había pedido al director para América Latina de la firma, Luiz Mameri, autorización para entregarle a Lozoya un soborno de 5 millones de dólares.

En la fase previa se le había asignado a Odebrecht un contrato para la construcción de la segunda etapa del gaseoducto Los Ramones, cuyo tramo caminaría de Nuevo León a San Luis Potosí, 442 kilómetros.

Abierta originalmente una licitación internacional, ésta fue declarada desierta, otorgándose sin más meses más tarde el contrato a la firma brasileña, que había creado un consorcio denominado AOT.

En la puesta en escena se involucró a una red de empresas subsidiarias en paraísos fiscales.

Lozoya insiste en que son calumnias.

Arca crece en EE. UU.

Arca Continental, la segunda embotelladora de Coca Cola más grande en América Latina está entrando de lleno a los mercados de Texas, Nuevo México, Arkansas y Oklahoma, en Estados Unidos, aunque de acuerdo con las calificadoras de deuda no se tendrán efectos inmediatos en los estados financieros.

La firma con sede central en Monterrey, encabezada por Antonio Garza, ha logrado instalar plantas en Sudamérica.

Doble impunidad

El accidente provocado por una pipa de doble salchicha en el kilómetro 300 de la Autopista Siglo XXI del Estado de México, con saldo de 28 muertos, reflejó una vez más la peligrosidad de este tipo de vehículos ante la indiferencia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

México es el único país del planeta que permite la circulación en carretera de tractocamiones de doble remolque, sin posibilidad de verificar que no excedan la carga permitida por la norma.

En la mayoría de los accidentes están involucrados vehículos viejos que pertenecen a un segmento de afiliados a la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga.