Empresa

0
COMPARTIR

Viene TLC con China

 Concebido el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica al que México se había integrado como la posibilidad de contrarrestar el poderío chino en el comercio mundial, y calificado el país por la arrogancia de la Casa Blanca como el patio trasero del gigante oriental, ahora resulta que está en proceso de análisis un Tratado de Libre Comercio en la nación de la muralla

 El optimismo creció al registrarse en mayo pasado el mayor flujo de exportaciones mexicanas a China en los últimos cinco años, es decir, 634 millones de dólares.

 Sin embargo, la balanza comercial ha sido por décadas abrumadoramente superavitaria hacia el país del extremo oriente.

 El año pasado éste llegó a 64 mil 114 millones de dólares. Le vendimos mercancías por 5 mil 105 millones y le compramos otras por 69 mil 521.

 De 1993 en que se inició el flujo tras le llegada del país asiático a la Organización Mundial de Comercio al 2016, el superávit acumulado por el país de la muralla alcanza 553 mil 772 millones de dólares, equivalentes a la mitad del Producto Interno Bruto del año pasado.

 Las asimetrías entre México y China son igual de disparadas. Mientras la nación oriental se ubica en el escalón 28 del ranking de competitividad mundial. La nuestra está en el 51.

 En materia de calidad de instituciones públicas China está en el peldaño 45, en tanto México se va hasta el 110. Más allá, en confianza en las autoridades y políticos la distancia es de 30 a 124.

 En lo que toca a tramitología el desnivel es de 92 escalones, es decir, 21 y 118.

 México está ubicado como el segundo socio mercantil de China en América Latina después de Brasil, con quien tiene un esquema de asociación económica.

 La avalancha china hacia el país empezó a crecer a partir de 1994 en que arrancó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, por más que entonces la balanza comercial planteaba un superávit favorable al país por 484 millones de pesos.

 Para 2014 la situación se había transformado drásticamente, alcanzando China un superávit de 60 mil 292 millones de dólares, que para 2015 había crecido a 65 mil 102.

 Durante los primeros años de apertura del país se le impusieron docenas de sanciones a China en materia de prácticas desleales, ya por apuntalar sus precios con subsidios gubernamentales o de plano ingresar al país con dumping o precio inferior al del mercado de origen.

 En algunos casos, por ejemplo, las exportaciones de bicicletas, el castigo aplicado fue un impuesto compensatorio equivalente al mil 500% del precio en que llegaba a la aduana el producto, conocido como ad valorem.

 Ante la presión china, el gobierno fue desmantelando una por una las sanciones, ante la inconformidad de las firmas nacionales agraviadas.

 Hace unos días, al tenor de la especulación sobre el rumbo de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la Casa Blanca había declarado que México era la puerta trasera para introducir productos chinos a su mercado.

 En la ruta se planteó la exigencia de incrementar el contenido regional de las exportaciones hacia Estados Unidos y Canadá, lo que implicaría que los insumos que le compramos a empresas chinas para crear manufacturas se adquirieran en uno u otro país.

 El caso es que algunos de ellos los importa México de empresas estadounidenses asentadas en ese país.

 Al naufragio del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica, conocido como TPP, se habló de tratados bilaterales con algunas de las economías que habían participado en la negociación, excluyendo a Estados Unidos, Canadá, Chile y Japón, con quienes se tienen acuerdos similares.

 En la lista se hablaba de darle prioridad a Australia y Nueva Zelanda, además de Brunéi, Malasia y Singapur.

 Ahora la carta agrega a China.

Balance general

A contrapelo del crecimiento en el empleo, la industria que genera más ocupación, es decir, la construcción, se mantiene en desaceleración. Se calcula que al final del año el PIB de la actividad crecerá solo 1.4%.

 El punto más débil es el de vivienda, calculando el bache los técnicos de BBVA Bancomer por tres factores: el estancamiento en el empleo mayor remunerado, menor crecimiento en el ingreso real y freno a la caída de intereses por hipotecas.

 Adicionalmente, se habla de encarecimiento de insumos y menor cantidad de subsidios. Del otro lado de la moneda están creciendo las asociaciones público-privadas al punto de multiplicarse por tres el monto erogado el año pasado.

 La desaceleración empezó a mostrarse en 2016 con una caída en la demanda de créditos hipotecarios.

 La obra civil se mantiene en terreno negativo.

Gasolinas foráneas

 Finalmente, la Comisión de Mejora Regulatoria aceptó exentar de la Manifestación de Impacto Regulatorio a las gasolinas que llegan del exterior. La condición es que tengan certificado de calidad a nivel internacional, aun cuando las características no empaten con la norma mexicana.

Sin embargo, los combustibles no podrán ser comercializados en zonas críticas del país en materia de polución, es decir las zonas metropolitanas del Valle de México, Monterrey y Guadalajara.

La diferencia fundamental es que las gasolinas del exterior, con énfasis en Estados Unidos, contienen hasta 10% de etanol en función de oxigenante.

Lo interesante es que el organismo augura una reducción en el costo de los combustibles al plantearse la competencia con los que se venden más barato en sus países.

Cumbre Aeroespacial

A finales del mes próximo se efectuará en Querétaro la séptima edición de la Cumbre Aeroespacial de México con presencia de armadoras y proveedores de partes y servicios de la industria a nivel global.

 Según análisis del despacho Deloitte, durante el año pasado el sector registró un crecimiento de 2.4% para alcanzar un mercado de 674 mil 400 millones de dólares. Su participación en el PIB global es de 2.3%.

 Querétaro es la entidad federativa con mayor inversión en la materia.

 Nada de nada

Señalábamos ayer que los constructores del distribuidor vial Alfredo del Mazo de la carretera Toluca-Naucalpan apuntaban a que detrás del reclamo del pago de 42 hectáreas de un grupo de ejidatarios de Santa Cruz Azcapotzaltongo estaría un funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de nombre Alfredo Rodríguez Aguilera.

 El caso es que en carta personal al columnista éste rechaza conocer a los inconformes ni tener interés alguno en entorpecer la inauguración de la obra de carácter federal.

 Rodríguez Aguilera ha trabajado en el sector privado y en periódicos de circulación nacional, además de oficinas de comunicación social de gobiernos municipales y el Estado de México.