Empresa

0
COMPARTIR

¿No pasó nada?

En afán de evitar más olas en el escenario del escándalo provocado por la comprobación de una práctica monopólica absoluta de cuatro administradoras de ahorro para el retiro en perjuicio de los usuarios, se pretende negar los daños colaterales a éstos, al sistema como tal y de pasadita al marco jurídico

De acuerdo con la asociación que aglutina a las intermediarias, la Amafore, en el episodio nunca estuvo en riesgo el ahorro de los trabajadores, dado que siguieron recibiendo rendimientos.

Se soslaya, sin embargo, que contenida por la colusión de las afores la posibilidad de traspasos de cuentas, los usuarios recibieron intereses inferiores a los previstos, dado que ninguna de las integrantes en los pactos ofrecía las tasas más altas.

De acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica, el monto de los traspasos que se frenaron oscila entre 20 y 100 millones de pesos.

Publicidad

En el marco, el propio organismo señala que los hechos objeto de una sanción conjunta de mil 100 millones de pesos, sucedieron en 2014, siendo suspendidos antes de que se iniciara la investigación.

Esto implicaría que la Comisión Nacional de Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) actuó con sevicia al denunciar el hecho ante la Comisión Federal de Competencia Económica, cuando las infractoras habían frenado la falta.

Al margen de que la suspensión de un hecho irregular no borra su ejercicio, llama la atención el que en uso de sus propias facultades la Consar no haya impuesto sanciones, y si lo hizo, no lo volvió público, lo que habría alertado de consecuencias al resto de las intermediarias.

El marco, por decir lo menos, coloca en foco de desprestigio a las intermediarias XXI Banorte, Profuturo, Sura y Principal, salpicando a Bancomer por más que desapareció de la escena al vender las cuentas a XXI Banorte.

Todas ellas, al frenarla, reconocieron la irregularidad. Algunas incluso, se colocaron en calidad de informantes para atenuar la sanción.

El golpe, naturalmente, empaña la celebración por los 20 años del Sistema de Ahorro para el Retiro, colocando a la principal afectada, es decir la integrada con capital paritario del Banco Mercantil del Norte, Banorte, y el Instituto Mexicano del Seguro Social, más cerca de una posible salida de la sociedad.

Desde otro ángulo, aunque el caso se ventiló sobre la base de la Ley que regía en 2014, es decir al margen de las últimas reformas, lo que impidió que los funcionarios señalados en la trama fueran inhabilitados, las multas impuestas son inalcanzables para cualquiera de ellos.

Prácticamente la mitad de los mil 100 millones de pena pecuniaria, apunta hacia los 11 en la picota.

El director de la afore XXI Banorte, Francisco Tonatiuh Gutiérrez, renunció en la fase inicial de la investigación.

Interpuesta la denuncia, enviado a los denunciados un pliego de presuntas responsabilidades, se atribuyó a la Consar la filtración de las razones sociales de los inodados, lo que irritó a éstos.

Las críticas hablaban de que la instancia había politizado el caso.

La ira, sin embargo, había nacido a la vera de que el órgano de supervisión y vigilancia había conminado públicamente a algunas de las intermediarias a bajar sus comisiones, lo que se interpretaba como ‘balconeo’.

A la vera del escándalo, se pactó que los traspasos de cuentas individuales se validaran en una serie de candados, entre ellos iris y huella digital de los usuarios.

La explosión, dígase lo que se diga, dañó el edificio desde sus cimientos, lo que obliga a algo más que recoger los escombros.

Balance general

Agotado oficialmente el periodo de Pablo Escandón Cusi como presidente de la Fundación Mexicana para la Salud, la lupa anda apuntando hacia exsecretarios de Estado o funcionarios públicos de alto nivel para tomar la estafeta, lo cual se ha vuelto misión imposible.

Ninguno de los posibles ha querido tomar el cargo.

En la auscultación, linterna de Diógenes al calce, se ha tocado la puerta de dos exsecretarios de Hacienda, Pedro Aspe Armella y Francisco Gil Díaz; del que fuera titular de Energía, Jesús Reyes Heroles González Garza: del ex de Salud, ubicado en su momento como mil usos del gobierno federal, José Antonio González Fernández…

La posibilidad la desdeñó también el exdirector general de Nacional Financiera y exfuncionarios de Bancomer, Héctor Rangel Domene.

El tiempo apremia, dado que por estatutos la asamblea general ordinaria del organismo filantrópico debe realizarse el fin de mes.

Como usted sabe, el actual dirigente soslayó las recomendaciones de su Consejo Directivo para separarse del cargo mientras se ventila un procedimiento contra su empresa, Nacional de Drogas, por un supuesto ocultamente de una operación de compra de 50% de una firma similar, Marzam.

La indagación la realiza la Comisión Federal de Competencia, a quien se le presentó una solicitud de aprobación de la concentración… sólo que con otro comprador.

Reversa del IMSS

Finalmente, ante la presión de los licitantes, el Instituto Mexicano del Seguro Social difirió 20 días el plazo para presentar ofertas de cara a una licitación pública internacional para la contratación plurianual del Servicio de Seguridad Subrogada, vertido en más de 4 mil inmuebles.

Los participantes habían protestado por la violación al artículo 43 del Reglamento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público que ordena abrir un plazo de 40 días entre la publicación de la licitación y la presentación de ofertas.

El IMSS lo había reducido a menos de la mitad, por más que en la primera junta de aclaraciones se habían planteado más de 2 mil preguntas.

Las reglas apuntaban a tres días para aclaraciones y 14 para preparar las ofertas.

La licitación se publicó el 18 de abril, con un presupuesto de 3 mil 271 millones de pesos.

OHL sí, pero no

El viernes pasado OHL España emitió a la Bolsa de Madrid como ‘hecho relevante’, que después de una investigación interna voluntaria había identificado dos transferencias realizadas a finales del 2007 a la sociedad Lauryn Group, sólo que no hay indicios que pudieran estar relacionados en actos ilegales o ilícitos de cualquier tipo.

Además, se habla de otras dos transferencias por 2.5 millones de dólares en el propio año, concretamente en noviembre, que “están debidamente asentadas y cuentan con las facturas de soporte”.

En el marco, pues, se deslinda a su filial en México, entonces conocida como OHL Consorcio México, de haber realizado los movimientos.

Como usted sabe, a petición de un juez de la Audiencia Nacional se investigan presuntos sobornos de la constructora, entre otros al exalcalde de Madrid.

La insistencia hablaba de que el dinero habría salido de México.

Axtel social

En una cadena que se extiende ya por 10 años, la empresa de tecnologías de información Axtel recibió del Centro Nacional de Filantropía el distintivo de empresa socialmente responsable.