Empresa

0
COMPARTIR

Vuelve guerra del acero

Reticente hasta anoche la Secretaría de Economía en prorrogar por segunda ocasión la salvaguarda que permite imponer impuestos extraordinarios a tasa de 15% a 97 fracciones arancelarias de cinco productos de acero provenientes de China, Rusia y Brasil, la industria siderúrgica está sonando los tambores de guerra. El plazo vencía ayer.

La posibilidad, desplegados, declaraciones, reuniones urgentes, se extiende ahora a plantones en los puertos internacionales vía una inaudita insurgencia sindical solidaria.

Como usted sabe, la Organización Mundial de Comercio prevé la posibilidad de protección a las ramas productivas que se afecten en su conjunto por importaciones con precios depredatorios.

La tasa máxima de castigo es de 30%, en tanto el lapso de la emergencia es de seis meses.

México jugó la carta con la mitad de arancel cuando la avalancha de acero chino había alcanzado 76.28 millones de toneladas.

La cobertura del impuesto especial de importación alcanzaba placa en hoja y rollo, planchón, lámina rolada en frío y lámina rolada en caliente.

Aun así, al mes siguiente las exportaciones del país del dragón habían crecido 3.2%, en adición al salto de 6.4% en los cuatro meses anteriores.

Colocada en la misma frecuencia la presión de las firmas afectadas, la dependencia encabezada por Ildefonso Guajardo debió prolongar el castigo por otro periodo… que, decíamos, ayer se venció.

Y aunque en el transcurso de éste se logró reducir en 46.6% el ingreso de acero chino, lográndose una incipiente recuperación de las compañías agraviadas, éstas consideran que volver al escenario implicaría un regreso al pasado. De hecho quieren eternizar la salvaguarda.

Los titubeos de la Secretaría de Economía, naturalmente, obedecen a la presión de los sectores que desde el otro lado de la moneda han sido favorecidos por la compra de acero chino a precio subsidiado.

Estamos hablando del automotriz como el más relevante.

El problema lo originó una sobreproducción de acero chino, que alcanzó 800 millones de toneladas, por más que el consumo interno alcanza la mitad, es decir había que exportar los excedentes al precio que fuera.

A la vera de la avalancha se le abrirían a las empresas exportadoras del país de la muralla decenas de investigaciones por prácticas desleales en su modalidad de dumping o precio inferior al mercado de origen.

El descenso en el costo de cara al internacional, era de 60%. Adicionalmente se intentó frenar la avalancha de productos vía acuerdos internacionales. Uno de los intentos se planteó en Bruselas, Bélgica, a iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), bajo el nombre de Reunión de Alto Nivel sobre Exceso de Compra de Acero.

El intento naufragó.

Durante el año pasado la producción nacional de acero tuvo un respiro al crecer 3.3%, después de que las principales firmas debieron despedir personal, trabajando a 64% de su capacidad instalada.

En 2014 se alcanzaba 65.7%, en un escenario en que ese año las importaciones de acero representaban 45.8% del mercado, llegando al siguiente a 47.3%.

En la ruta Altos Hornos de México despidió a 8 mil trabajadores en tanto la compañía hindú Arcelor Mittal, principal productor de planchón en el país, realizó un largo, largo paro técnico en su mina Las Truchas de Lázaro Cárdenas, Michoacán colocando en la cuerda floja dos mil 500 plazas laborales.

El coletazo alcanzó a De Acero.

Regresa, pues, la guerra del acero en un escenario menos tenso, pero aparentemente más bélico.

Salvaguarda de la discordia.

Balance general

Favorita del rey en el sexenio de Felipe Calderón, ponderado como obra maestra de la ingeniería mexicana una de sus puentes, la empresa constructora Tradeco fue emplazada por uno de sus proveedores, Ranger Offshore, a concurso mercantil.

El juez de la causa le dio luz verde al procedimiento, designándose un especialista del Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles para evaluar si hay sustancia para éste, es decir, si los acreedores están dispuestos a renegociar, o en su caso recomendar la quiebra.

Atenazada por demandas de incumplimiento de contrato por parte del ISSSTE; por acusaciones de la Defensa Nacional y con pendientes en Cortes de Estados Unidos, la empresa de Federico Martínez está intervenida por el Servicio de Administración Tributaria. Esta colocó un interventor con cargo a la caja en afán de recuperar de lo perdido lo que aparezca, congelando de entrada facturas pendientes de cobro a dependencias federales.

El Seguro Social reclama adeudos por 11.5 millones de pesos, en cuyo marco se solicitó la congelación de cuentas.

Uno de los directivos de la compañía estuvo encarcelado en el Reclusorio Norte, acusado de fraude.

Transparencia a la mexicana

Sentenciado a 19 años de cárcel su presidente, Marcelo Odebrecht, abiertos procesos contra presuntos receptores de sobornos en Ecuador, Colombia, Argentina y Venezuela, en México la cosa es calmada frente al caso de la constructora brasileña que reconoció haber otorgado 10.5 millones de dólares a funcionarios venales de una empresa del gobierno mexicano.

El caso es que en Pemex nadie sabe nada de nada y la Procuraduría General de la República se reserva cinco años la información recabada.

El secreto mejor guardado del mundo.

Aunque Petróleos Mexicanos presentó, al fragor de la presión internacional, una denuncia ante su órgano de control interno, ésta lleva tres meses con la brújula perdida.

Y aunque la querella saltó a la Procuraduría General de la República, no parece haber prisa para desahogarla, y menos por transparentarla.

Se vayan a enojar los sobornados.

¿Tú también Nayarit?

Colocado en el ojo del huracán el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, al apresarse en Estados Unidos a su procurador, Édgar Veytia, acusado de producir y traficar drogas, se está destapando una red de funcionarios que trafican contratos para empresas creadas por ellos mismos.

La escuela, pues, de Veracruz y de Chihuahua.

Los señalados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad son el secretario de Obras Públicas, Gianni Ramírez; su subsecretario de Obras, Juan Ignacio Ávila Ruiz, y su director de Infraestructura Urbana y Vial, Fred Alberto Bernal Aguirre.

El primero tomó el cargo el 19 de septiembre de 2011, incorporándose tres semanas después al resto.

En la red, a juicio del organismo, estaría también Luis Arciniega Alvarado, conocido como ‘El Yogui’.

Se habla de 18 contratos por 121 millones 820 mil pesos otorgado a empresas fundadas por ellos mismos en las que participan hermanos y cuñados.

El grupo se tomó una fotografía en el río Jordán de Israel… en 2009.

El bautizo de ingreso.