Empresa

0
COMPARTIR

Bajan presión al TLCAN

Colocado en el centro de su belicosidad, amenazas al calce de dinamitar sus cimientos, poco a poco el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está reduciendo la presión sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. De la posibilidad de lanzar el primer disparo hacia una guerra comercial, ahora se habla de ‘modestas modificaciones’

De acuerdo a un borrador enviado al Congreso por el representante comercial, en el escenario de la notificación oficial de renegociación, se plantea “mantener algunas de las disposiciones más controvertidas”.

La primera de ellas, de acuerdo al diario estadounidense The Wall Street Journal, sería preservar el escenario para dirimir disputas, es decir el esquema de paneles, lo que implicaría cancelar la posibilidad de judicializarlas.

Publicidad

Se reconoce, además, la posibilidad de salvaguardas cuando una avalancha de importaciones ponga en peligro una rama productiva, y se ofrece ubicar los acuerdos como palanca para reducir el déficit comercial.

Como usted sabe, el punto que le abrió la puerta al activismo de Trump es el desequilibrio en la balanza comercial con México, que desde el arranque del acuerdo mercantil es favorable a la causa nacional.

Detrás del cambio de señales está la presión de los agricultores del país de las barras y las estrellas, quienes hablan de que un cambio radical en la ruta “podría presagiar pérdidas de puestos de trabajo y quiebras”.

En el epicentro de la advertencia están los productores de maíz amarillo, cuyo producto prácticamente tiene a México como único mercado, en tanto el país podría importarlo de Sudamérica.

El año pasado Estados Unidos nos vendió 2 mil 600 millones de dólares.

La presión se inició desde el día en que Trump se sentó en la oficina oval de la Casa Blanca. Al escritorio llegó una carta de un organismo denominado ‘Diálogo sobre el comercio de alimentos y la agricultura de los Estados Unidos’, el cual integraban 135 asociaciones que presumían otorgar 15 millones de empleos.

El texto hablaba de que las exportaciones agrícolas del país han producido un superávit comercial durante 50 años, colocándose como parte del engranaje la posibilidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En los 20 años transcurridos, decía la misiva, la industria agrícola y de alimentos de los Estados Unidos se ha vuelto cada vez más eficiente e innovadora.

La integración ha incrementado la competitividad frente a la acelerada evolución de la economía mundial. Más aun, el acceso a los mercados bajo el marco del TLCAN ha sido una ganancia inesperada para los agricultores, ganaderos y procesadores de alimentos de Estados Unidos, cuadriplicándose las exportaciones. De 6 mil millones de dólares que se facturaron en 1993, en 2016 se llegó a 38 mil 600.

La paradoja del caso es que mientras los productores de allende el Bravo quieren seguir en la fiesta, los nuestros quisieran cancelar la invitación. Los productores de leche, por ejemplo, ya solicitaron ser desinvitados.

Ahora que en la coyuntura México podría apretar sus posturas, por ejemplo, para clarificar el uno a uno entre las importaciones de alta fructuosa derivada de jarabe de maíz y nuestras exportaciones de azúcar.

En el marco, además, acotar al mínimo la posibilidad de barreras fitosanitarias que se imponen arbitrariamente para frenar el ingreso de aguacates o diversos frutos.

Los tiempos, las cartas cambian.

Balance general

Aunque originalmente se habló de que el consorcio ganador de la subasta para operar la red compartida se financiaría vía los ahorros para el retiro de los trabajadores, presumiblemente vía Certificados de Capital para el Desarrollo, conocidos como CKD’s, finalmente se optó por un crédito sindicado de los bancos de desarrollo.

Estamos hablando de 17 mil 560 millones de pesos prorrateados por Nacional Financiera, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos y el Banco Nacional de Comercio Exterior. La redención llegará en un promedio de 13 años.

La firma en la que participa en forma minoritaria la empresa Axtel había planteado una inversión inicial de 15 mil millones. Nafin le facilitó a Petróleos Mexicanos un préstamo de factoraje por 20 mil millones de pesos, con lo que sus proveedores pudieron cobrar facturas pendientes, aunque bajo comisión.

Odebrecht al fin

Aunque en Brasil, Colombia y Perú ya hay consignados por el caso de Odebrecth la constructora brasileña que confesó haber obtenido contratos vía sobornos, en México la indagatoria judicial apenas empieza.

La Procuraduría General de la Republica citó a 18 ex o funcionarios de Petróleos Mexicanos, incluido el que fuera director general al principio del sexenio, Emilio Lozoya, para someterlos a un interrogatorio.

Como usted sabe, al fragor de un procedimiento en Estados Unidos, la firma cuyo presidente está recluido en una cárcel de su país, reconoció haber pagado sobornos que en el caso de México ascenderían a 10.5 millones de dólares. La empresa pagó una multa de 2 mil 600 millones de dólares para salir del embrollo, además de comprometerse a colaborar con la justicia.

Aunque el Departamento de Estado que hizo público el caso habló de una empresa del gobierno mexicano, no se refirió en concreto a Pemex. Sin embargo, las flechas apuntan a éste con insistencia. Lozoya ha jurado y perjurado que no fue receptor de los dineros, pese a que el periodo investigado apunta al de su gestión.

Ahora Argentina

En la emergencia de un posible estallido del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México aceleró sus coqueteos para integrar nuevos países al engranaje, uno de ellos es Argentina.

Hasta hoy se ha realizado una sola ronda de negociaciones, aunque la segunda está prevista para la semana entrante en Buenos Aires. De hecho, aunque no participaría en ésta, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo hace una visita oficial al país de las pampas en esos días.

Dulces, chocolates…

En los últimos años, pese a las recomendaciones contra la obesidad, la industria de la confitería en el país ha crecido a un ritmo de 3% anual. El mercado en su conjunto vale 63 mil millones de pesos. A su vez el de chocolates está creciendo a nivel mundial 8% anual, alcanzando 18.4 billones. Uno de los segmentos mayores en México, casi 18%, lo tiene la firma Hershey’s, quien llegó al país en 1969.

Ixtepec aéreo

En el escenario de la integración del Istmo de Tehuantepec como Zona Económica Especial, el próximo 26 de abril se abrirá un aeropuerto en Ixtepec, Oaxaca, con perfil de civil y militar…

La inversión la realizaron en conjunto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Aeropuertos y Servicios Auxiliares y la Defensa Nacional. Esta fue de 300 millones de pesos. La terminal tendrá posibilidad de instrumentar rápidamente operaciones militares de salvamento. La primera línea aérea que cubrirá la ruta es Aeromar.