Dueños de Martinica van por permiso para demoler

0
COMPARTIR
El viernes pasado, unos hombres trabajaban con un cincel para destruir unas estructuras adentro del estadio. Fotografía: Arturo Hernández

Se acercan propietarios a la Dirección de Desarrollo Urbano para obtener las licencias

Damián Godoy

LEÓN, Gto.- Los dueños del estadio La Martinica tuvieron ya un primer acercamiento con la Dirección de Desarrollo Urbano para presentar unas escrituras que acreditan que son dueños de la totalidad de la propiedad y solicitar así se modifique la constancia de factibilidad que requieren para demoler completo el inmueble.

La titular de la dependencia, Teresita Gallardo, explicó que actualmente el particular cuenta con un permiso de demolición parcial, ya que su constancia de factibilidad solamente abarca una parte del estadio.

Expuso que en este momento, la Dirección de Desarrollo Urbano está en proceso de análisis previo a la emisión de la constancia, aunque aclaró que las dos partes aún deberán esperar a que concluya el procedimiento del amparo que se desahoga en los juzgados federales.

Compartió que ya se efectuó una audiencia el pasado 10 de abril, pero hasta ayer el juez todavía no emitía una resolución.

La funcionaria reiteró que mientras no exista un dictamen el particular no está facultado para hacer ninguna demolición de ningún tipo, por lo que sí sería una irregularidad que estén trabajando, como correo constató que ocurría el pasado viernes, cuando dos hombres desmontaban unas estructuras de concreto con cincel y martillo.

Te podría interesar:  Sigue retiro de espectaculares que están fuera de la normativa

“Para ejercer ese permiso de demolición parcial que tienen, primero necesitamos resolver el procedimiento administrativo levantando los sellos de clausura”, insistió la directora.

El pasado viernes, a escondidas, dos hombres destruían algunas estructuras de concreto en absoluto sigilo, aprovechando que en todos los accesos hay hules negros que impiden la visibilidad al interior.

Sin embargo, al notar que eran observados, los trabajadores enseguida interrumpieron su actividad, salieron del inmueble y se retiraron a bordo de una camioneta Nissan roja, con placas FZ-0849-A.