Dosis veloces de adrenalina pura

0
COMPARTIR

Vive Acámbaro su tarde de arrancones

Onofre Lujano 

ACÁMBARO, Gto.- No es el tráfico habitual que circula por el bulevar. Algo pasa allí que hay una gran concurrencia; voces en altoparlantes y música se confunden con el estruendo que producen los motores de 600 y 1000 centímetros cúbicos de las motocicletas.

Es tarde de arrancones de un cuarto de milla en la pista adaptada en el bulevar. Jinetes locales y foráneos, comen ansias por correr y contagian a los cientos de espectadores que aprecian también a las bellas edecanes.

Los cuerpos de seguridad están atentos y listos para actuar en caso de emergencia, incluso Protección Civil detiene la carrera unos instantes, porque una ambulancia no está en su sitio.

De dos en dos, los vehículos salen como balas dejando atrás una ruidosa estela de adrenalina que deja hirviendo al pavimento.