Colonos abren zanjas para evitar polvaredas; Obra Pública las cubre

1
COMPARTIR
Se acordó aplanar la terracería para inhibir el problema. Foto: Archivo

En la colonia Arroyo Verde, los vecinos construyeron alrededor de 12 topes invertidos, de unos 30 centímetros de profundidad

Cayetano Ramírez

GUANAJUATO, Gto.- Cansados por la cantidad de polvo que levantan los cientos de vehículos que transitan la calle Arboledas, en la colonia Arroyo Verde, los vecinos construyeron alrededor de 12 topes invertidos, de unos 30 centímetros de profundidad, para inhibir la velocidad a la que pasan los autos.

Sin embargo, ayer personal de Obra Pública llegó con maquinaria pesada y cubrió las zanjas. De acuerdo a los colonos, la acción se llevó a cabo por indicaciones de la regidora panista Samantha Smith Gutiérrez y el diputado local, Alejandro Navarro Saldaña.

Publicidad

Cristian Ixta, representante del comité vecinal, señaló que la tierra y el polvo agravan las enfermedades respiratorias en los adultos mayores e invaden al menos 50 viviendas de la zona. Por ello, el pasado miércoles contrataron una retroexcavadora que abriera las zanjas.

“Determinamos hacer los topes invertidos puesto que de forma normal en pocos días los desaparecen, debido a la velocidad con que los conductores de la Secretaría de Salud, Municipio y la propia regidora (Smith) pasan a diario por el lugar”, refirió.

Los vecinos advirtieron que de persistir la situación, van a cerrar la calle hasta que se les brinde una solución y continuarán arreglando por su cuenta la vialidad.

Te podría interesar:  Fallece el director de desarrollo Urbano

Llegan a acuerdo

Ricardo Rodríguez, titular de mantenimiento de Obra Pública, llegó a un acuerdo con los colonos. Éstos permitirán que se cubran las zanjas y se empareje la terracería; el material conocido como cascajo de tepetate  se estará regando a diario para evitar que se levante la tierra. También van a colocar una especie de topes anchos.