China fue el mayor verdugo del mundo en 2016: Amnistía Internacional

0
COMPARTIR

Amnistía Internacional halló informaciones públicas sobre la ejecución en China de al menos 931 personas entre 2014 y 2016

Notimex

Nueva York, E.U.-El número de personas ejecutadas en China convirtió a ese país en el mayor verdugo del mundo en 2016, superando las cifras combinadas del resto de naciones que aún siguen aplicando este bárbaro castigo, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

En su informe anual sobre la pena de muerte en el mundo, el organismo de defensa de derechos humanos indicó que China documenta apenas una “mínima parte de las miles de condenas mortales” que las autoridades del gigante asiático dictan cada año.

Publicidad

Amnistía Internacional halló informaciones públicas sobre la ejecución en China de al menos 931 personas entre 2014 y 2016, que representan sólo una fracción del total de ejecuciones, pero sólo 85 de ellas constan en la base de datos del Estado.

En contraste, en todo el mundo se llevaron a cabo mil 032 ejecuciones en 2016, 37 por ciento menos que la cifra del año precedente, destacó el informe. Luego de China, los mayores verdugos en el mundo fueron Irán, Arabia Saudita, Irak y Pakistán.

Por su parte, Estados Unidos no figuró entre los cinco primeros países por primera vez desde 2006, y con 20 ejecuciones alcanzó el número más bajo desde 1991.

“El uso de la pena de muerte en Estados Unidos se sitúa en su nivel más bajo desde los primeros años de la década de 1990. Pero tenemos que luchar para que siga siendo así. Las ejecuciones podrían regresar con más ímpetu en 2017”, advirtió el secretario general de AI, Salil Shetty.

Te podría interesar:  Deslizamiento de tierra en China deja siete muertos y dos heridos

El representante resaltó que el alarmante número de ejecuciones programadas en el estado de Arkansas, para un periodo de 10 días este mes de abril, es un claro ejemplo de la celeridad con que puede cambiar el panorama en Estados Unidos.

Respecto a China, el informe asentó que “el horrendo uso de la pena de muerte sigue siendo uno de los terribles secretos del país”, que aplica “un sistema complicado y opaco para ocultar la escandalosa magnitud de las ejecuciones” en su territorio pese a sus promesas reiteradas de transparencia judicial.

“China aspira a ser un líder en la escena mundial, pero en lo relativo a la pena de muerte ejerce de líder de la peor manera posible: ejecutando cada año a más personas que ningún otro país del mundo”, aseguró Shetty.

El representante declaró que sólo unos pocos países continúan ejecutando en gran escala, y que sólo cuatro países son responsables del 87 por ciento del total de ejecuciones registradas.

En total, 23 países llevaron a cabo ejecuciones en 2016, mientras que 104 países han abolido completamente la pena capital para todos los delitos, frente a 16 que lo habían hecho en 1977.

El informe también subrayó la “escandalosa magnitud de las ejecuciones en Vietnam”, que apuntan a que este país ha sido en secreto el tercero del mundo por el número de ejecuciones en los últimos tres años, al ejecutar a 429 personas entre agosto de 2013 y junio de 2016.

Te podría interesar:  China rechaza reunión de Obama con el Dalai Lama

Sólo China e Irán, con 567 ejecuciones en 2016, quitaron la vida a un número mayor de personas en ese periodo, precisó AI. En Arabia Saudita, Irak y Pakistán, en tanto, se reportaron respectivamente 158, 88 y 87 ejecuciones en 2016.

Asimismo AI denunció que un hermetismo semejante al de Vietnam priva en Malasia, donde la presión parlamentaria en 2016 permitió que saliera a la luz que más de mil personas están en espera de ejecución, y que nueve personas fueron ejecutadas sólo en 2016.

La idea de que hay delitos que justifican la pena de muerte sigue arraigando en otros países de la región: Filipinas intenta reinstaurar la pena capital, abolida por última vez en 2006, y Maldivas amenaza con reanudar las ejecuciones después de más de 60 años.

En el continente americano, Estados Unidos fue por octavo año consecutivo el único país en aplicar la pena de muerte en 2016, puntualizó AI.