Ballet Folklórico de la Universidad de Guanajuato conquista Bellas Artes

0
COMPARTIR

Bajo la dirección del maestro Roberto Martínez Rocha, los bailarines conquistaron el escenario

Redacción

GUANAJUATO, Gto.- El orgullo, la alegría y el amor por las tradiciones de un país y un estado, nunca había sido tan claro como lo fue la noche en la que el Ballet Folklórico de la Universidad de Guanajuato (BAFUG), bailó con efusión y belleza en el Palacio de Bellas Artes, el recinto más emblemático de la cultura en México.

El lugar estuvo colmado de espectadores que al final, conmovidos y colmados de gozo y alegría –efectos provocados por el espectáculo que presenciaron- se pusieron de pie para ovacionar el trabajo que a lo largo de los años, ha convertido al BAFUG en una agrupación artística de gran calidad y profesionalismo.

Bajo la dirección del maestro Roberto Martínez Rocha, los bailarines conquistaron el escenario de Bellas Artes mediante diversas coreografías que exhibieron las tradiciones y las danzas típicas del estado de Guanajuato.

“Tierra y tradición” fue el nombre del programa que deslumbró a causa de sus coloridos vestuarios, su música, la coordinación y la complejidad dancística que además, está repleta de historia y singularidad.

El público pudo presenciar a un Ballet Folklórico que lejos de presentar un espectáculo común en ese estilo de baile, se arriesgó a mostrar tradiciones y danzas que son pocos conocidas en nuestro propio país. El BAFUG demostró que Guanajuato cuenta con una diversidad tan amplia, que su música, sus bailes y sus costumbres, son suficientes para armar un programa de casi dos horas de duración y que seguro da para mucho más.

Te podría interesar:  Empoderar a poblados rurales, busca diputada

Desde la danza tradicional de los Chichimecas, el son huasteco y arribeño con su poesía, la danza de los indios broncos, los concheros, la de los paloteros y la simbólica danza del torito cautivaron con sus virtudes y regocijos.

También hubo un homenaje al compositor guanajuatense Juventino Rosas, del que se cantaron canciones mientras que los integrantes del BAFUG con sus suaves movimientos, representaron un auténtico vals sobre las olas.

No pudo faltar el mariachi para interpretar la música del guanajuatense José Alfredo Jiménez, cuyas canciones son terapias emocionales para todos los mexicanos.

Al finalizar el evento, el BAFUG se despidió agradeciendo el efusivo y prolongado aplauso del público, quienes salieron de Bellas Artes con una muestra de la invaluable riqueza cultural con la que cuenta Guanajuato y su Universidad.