Cancela TCA contrato para ‘Taxi Seguro’

0
COMPARTIR
El servicio se daba por medio una aplicación. Fotografía: especial

Lo declaró inválido por incumplir con la normatividad municipal

Redacción

LEÓN, Gto.- El Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) declaró la nulidad del contrato de prestación de servicios de telefonía celular del programa ‘Taxi Seguro’, el cual suscribió la pasada administración con la empresa Radiomóvil DIPSA, por un monto de 23.2 millones de pesos.

La Tercera Sala del TCA lo declaró inválido dado que al asignarlo no se cumplió con los procesos especificados por la normatividad local vigente en aquel momento.

Publicidad

Entre las irregularidades se encuentra que la adjudicación fue realizada por parte de funcionarios que carecían de las atribuciones legales para hacerlo, además no se comprobó que se contara con los supuestos de justificación para la asignación del contrato.

El programa tenía como finalidad el desarrollo de una aplicación tecnológica que cubriera las necesidades de seguridad de los usuarios de ese servicio.

Inicialmente Radiomóvil DIPSA fue contratado para brindar servicio de telefonía a cuatro mil 500 líneas e igual número de equipos, de los cuales se entregaron aproximadamente tres mil 800. Sin embargo, al inicio de la actual administración se registró que sólo 60 equipos estaban activos, del resto se desconoce su paradero y uso. Se presume fueron empeñados o desbloqueados, para ser usados de manera personal.

Te podría interesar:  Sugieren impedir paso de hampones

En total, la administración 2012-2015 pagó a la empresa telefónica 14.4 millones de pesos de los 23.2 millones de pesos que correspondían al contrato en cuestión.

Acusa Botello falta de seguimiento

Por medio de un comunicado, la exalcaldesa Bárbara Botello Santibáñez argumentó que el programa ‘Taxi Seguro’ era una plataforma tecnológica parecida al funcionamiento de Uber, pero acusó a la actual administración de Héctor López Santillana de no darle el seguimiento debido.

Reiteró que el programa fue auditado por la Contraloría y no mencionó alguna observación, como la que dice el comunicado del Municipio. “Si los conductores desafortunadamente los empeñaban o vendían no fue por falta de cumplimiento del programa de las autoridades. Es la misma situación que ahora se vive con las tabletas que entrega el gobernador en todo el estado y que son vendidas o empeñadas”, criticó.