Alegran al ritmo del tango en Guanajuato

0
COMPARTIR
Tarde de milonga muy agradable la que ofrecieron los integrantes de Tango Insurgente. Foto: Manuel Carrillo

Piano, acordeón, guitarra, contrabajo y violín se mezclan en el génesis de un ritmo que incita a mover cuerpo y alma al par:

Manuel Carrillo

GUANAJUATO, Gto.- Alegría de vivir, divertirse, son las sensaciones que transmite el grupo Tango Insurgentes, creado por jóvenes músicos, universitarios todos ellos.

Piano, acordeón, guitarra, contrabajo y violín se mezclan en el génesis de un ritmo que incita a mover cuerpo y alma al par: “como una pasión de arrabal así siento este género musical  que será el camino en mi vida futura”, dice Mario Zavala, el pianista, compositor también de la llamada música clásica, pero que se siente atrapado por el tango.

Mario compuso una pieza breve – ‘El Fuerte del Sombrero’ –  estrenada por la OSUG en agosto del año pasado, pero ahora dice sentirse “atraído, más bien, atrapado por el tango”, y junto con sus compañeros de escuela, hace 3 años,  fue creado este grupo.

El violinista Andrés Tovar interviene en la plática para decir: “el tango será nuestro proyecto de vida, en este ritmo hemos encontrado más gusto por la música, por la vida misma”.

Y al escucharlos se siente esa vibra que bien saben transmitir,  con melodías que incitan a bailar, a mover el cuerpo con esos pasos arrastraditos, mágicos, hechiceros.

Te podría interesar:  Continúa casting en la Capital

Lucen talento

También  llama la atención la forma en que Carlos Flores, con el acordeón, y Paulo Tovar, con el contrabajo, entrelazan sus sonidos; el instrumento de cuerdas  tocado directamente con los dedos reproduce los sonidos oscuros, graves que se mezclan con la armonía del viento.

 A ellos se unen Daniel Ramírez, en la guitarra, y la voz de Carolina Herrera, estudiante originaria de Pénjamo, a la que le gusta mucho la canción “Caminito”, aquella que dice :”desde que se fue, triste vivo yo, caminito amigo, yo también me voy”.