Abasolo se cierra; Jaral del Progreso recapacita

0
COMPARTIR

El jefe policiaco dice que no es prudente; el alcalde asegura que recabará la información

Manuel Arriaga / Luis Telles

ABASOLO / JARAL DEL PROGRESO, Gto.- Después de la negativa de las Unidades de Acceso a la información de Abasolo y Jaral del Progreso para dar datos sobre los cristalazos, correo buscó la postura de las autoridades al respecto.

“Si la incidencia es baja podría llamar la atención de los grupos criminales, si es alta podemos generar un temor social”

Rogelio Pérez Espinoza, Director de la Policía municipal

Rogelio Pérez Espinoza, director de la Policía Municipal de Abasolo, consideró que no es prudente dar a conocer las cifras sobre la incidencia delictiva porque puede convertirse en un atractivo para la delincuencia o bien, causar temor social. “No es posible dar datos de reportes de incidencia delictiva, podría poner en alerta al crimen o a la población por ser un tema muy delicado, es una información que nosotros consideramos se debe mantener como reservada debido a la reacción que pudiera tener”, citó.

Información, una vez recabada

El alcalde de Jaral del Progreso, José Alberto Vargas Franco, ofreció entregar la información, una vez que se recabe, porque no tiene nada que ocultar e incluso destacó que éste no es un ilícito de alta incidencia, como sí lo es el robo de implementos agrícolas, bicicletas y a transeúntes.

“En el tema de seguridad, existe una línea muy delgada en donde se tienen que cuidar algunas formas y en ese sentido se dio la confusión”

José Alberto Vargas Franco, Alcalde de Jaral del Progreso

El alcalde precisó que no se entregaron datos relacionados con este ilícito o robos a interior de vehículos ocurridos en el municipio, porque el titular de Acceso a la Información Pública, consideró riesgoso compartir la información, luego de que existe un acuerdo de Ayuntamiento, que determina que la información relacionada con Seguridad Pública debe ser reservada.

Te podría interesar:  Encuentran hombre calcinado junto a carretera Abasolo-Joya de Calvillo

Sin embargo, reconoció que quedó “muy ambiguo” el saber qué información en materia de seguridad, se puede compartir y cuál no, “esto se deriva porque se han recibido solicitudes de información para conocer el tipo de armas que portan los elementos, con cuánto armamento y calibre tiene el municipio, cuántos elementos hay; temas de seguridad interna que es asistida por la ley para mantenerse en reserva”, precisó.

Alberto Vargas precisó que en Jaral del Progreso no se guarda la información debajo del cajón o tapete, “toda la información está disponible, cuánto gana cada funcionario, cuánto se invirtió en x obra, todo lo que requiera la ciudadanía está disponible”.

La negativa

Los gobiernos de Abasolo y Jaral del Progreso clasificaron como “información reservada” los datos relacionados con robos a interior de vehículo ocurridos en su territorio, por tratarse de cifras que supuestamente pondrían en riesgo la seguridad del municipio, a pesar de contravenir lo dispuesto en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Guanajuato (LTAIPEG).

Lo anterior consta en dos solicitudes de información que correo realizó a través de la Unidad de Transparencia de ambos municipios, para conocer el número de casos atendidos por la Policía local a robos a interior de vehículo, con cifras desagregadas por número de reporte, fecha, hora de incidente, colonia y modalidad (cristalazo, chapa, daños a accesorios, u otros).

En el caso de Abasolo, por medio de la solicitud 569417, la autoridad municipal pretextó que la información está clasificada como reservada, “ya que pone en riesgo la corporación de Seguridad Pública y sus elementos”, y apeló a las fracciones I, IV y V, del artículo 73 de la LTAIPEG.